Walfredo-Piñera

 

10 de enero de 1973: En Los Ángeles, EEUU, el cineasta Luis Buñuel es premiado por
mejor filme extranjer
o

Uno de los rasgos negativos de nuestra idiosincrasia es la tendencia a la totalización sin matices. Mas creo no equivocarme si afirmo que, en las complejas relaciones Iglesia-cine en Cuba, la figura del apostolado cinematográfico más sobresaliente es Walfredo Piñera Corrales (1930- 2013), decano de la crítica de cine en Cuba y el maestro de quienes integramos a fines de los noventa la Organización Católica Internacional del Cine en su flial Cuba (OCIC-Cuba).

Piñera fue fundador del Centro Católico de Orientación Cinematográfca (CCOC), creado a fines de los cuarenta y el principal redactor de su publicación ofcial,
Cine Guía, al igual que de su Guía Cinematográfca, anuario que recogía con análisis estéticos y éticos todos los estrenos cinematográficos.

Con la llegada del poder revolucionario, en el CCOC solo quedaron él y la recién fallecida Gina Preval. Piñera sustituyó como director de
Cine Guía a Manolo Fernández. Cubrió todas las  secciones de la publicación hasta su cierre; lo mismo ocurrió con el último número de la citada Guía cinematográfca.

En los años cincuenta fue el redactor de cine del prestigioso
Diario de la Marina y, por su labor profesional, logró codearse con las innumerables figuras del cine internacional que visitaban nuestro país en esos años.

En los muy cambiantes años sesenta se mantuvo ofreciendo clases de cine para los seminaristas y fichando para la organización católica todo lo que se estrenaba en el país.

Trabajó con José Manuel Valdés Rodríguez en la sección de cine de extensión universitaria, ocupando su lugar tras su muerte hasta su jubilación. En 1984 la OCIC internacional es invitada a formar jurado en el Festival de Cine de La Habana. Piñera forma parte entonces desde 1985 hasta 1996.

En 1999 la dirección del Festival lo elige para ser jurado ofcial del evento, categoría documental; fue el primer teórico cubano seleccionado para esa labor y el único hasta el momento del apostolado cinematográfco cubano. Colabora en las revistas
Palabra Nueva, Espacios y en la desaparecida ECOS, vocera de OCIC-Cuba.

Como católico fue un hombre Cristocéntrico, dialogante y de talante ecuménico, al punto de ser reconocido como uno de los puntales de las zigzagueantes relaciones ecuménicas entre la iglesia católica y las confesiones cristianas existentes en Cuba.

En su ancianidad se mantuvo lúcido y, aunque amante del cine de antaño, supo captar el relativismo posmoderno que brota del cine de hoy.

Ora con la Palabra

 

Domingo 21 de febrero: I de Cuaresma

 

Mc 1,12-15

“Renuncien a su mal camino y crean en la Buena Noticia”.span>

Lunes:   1 P 5,1-4 / Sal 23 (22) / Mt 16,13-19

“...lo que ates en la tierra quedará atado en el Cielo…”

Martes:   Is 55,10-11 / Sal 34 (33) / Mt 6,7-15

“...su Padre ya sabe lo que necesitan”.

Miércoles:  Jon 3,1-10 / Sal 51 (50) / Lc 11, 29-32

“...el Hijo del Hombre será una señal…”.

Jueves:  Est 14,1.3-5.12-14 / Sal 138 (137) / Mt 7, 7-12

“Pidan y se les dará; busquen y hallarán…”.

Viernes:  Ez 18,21-28 / Sal 130 (129) / Mt 5, 20-26

“..no saldrás de allí hasta que hayas pagado…”.

Sábado:  Dt 26,16-19 / Sal 119 (118) / Mt 5, 43-48

“...Amen a sus enemigos…”

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.