Mons

22 de febrero: Cátedra de San Pedro

El obispo Morell de Santa Cruz es de los pastores que más se destacan en la historia de nuestra Iglesia. Natural de Santiago de los Caballeros, Santo Domingo, se incorporó desde muy joven a la diócesis cubana. Fue ordenado diácono y presbítero por el obispo Jerónimo Valdés en el oratorio de la casa episcopal el 24 de abril de 1718; celebró su primera misa en la Parroquial Mayor de La Habana. El obispo Valdés valoró sus capacidades y lo nombró Deán de la Catedral de Santiago de Cuba.

En 1750 fue consagrado como obispo de León, en Nicaragua, y en 1753 es nombrado obispo de Cuba. Desde el comienzo de su labor pastoral se preocupó por la educación, la atención a los negros -esclavos o libres-, la promoción del clero y el mejoramiento de la vida espiritual de su grey.

Sufrió el exilio en la Florida por oponerse a la invasión y presencia de los ingleses en La Habana. Fue uno de los primeros historiadores de la Iglesia en Cuba. Escribió
Historia de la Isla y Catedral de Cuba y un informe al rey sobre la visita pastoral, fuente importantísima de datos para la historia. Además, se le puede considerar el precursor de los estudios geográfcos de Cuba por las descripciones detalladas que hace de bahías, suelos, producción, cultivos y características urbanas.

Pidió la creación de una universidad pontifcia para Santiago y una división eclesiástica más acorde con las necesidades pastorales, pero no le fueron concedidas sus solicitudes por el Patronato Regio. En el mes de octubre nombraron obispo auxiliar de Cuba al vicario general Santiago José de Hechavarría, quien lo sustituiría en la sede episcopal como el primer obispo cubano. El obispo llevaba varios días encamado y en estado crítico. La Providencia permitió que el arzobispo electo de Santo Domingo, de paso por La Habana, asumiera la ordenación episcopal.

Falleció el día 30 de diciembre de 1768 y fue sepultado en la Parroquial Mayor, pero nunca se han encontrado sus restos.

Ora con la Palabra

 

Domingo 23 de febrero: VII del Tiempo Ordinario

 

Mt 5,38-48

“...Él hace brillar su sol sobre malos y buenos...”.

Lunes:  St 3,13-18 / Sal 19 (18) / Mc 9,13-28

“...lo tomó de la mano y le ayudó a levantarse...”.

Martes:  St 4,1-10 / Sal 55 (54) / Mc 9,29-36

“...El Hijo del Hombre va a ser entregado…”.

Miércoles de Ceniza:  Jl 2,12-18 / Sal 51 (50) / 2 Co 5,20 al 6,2 / Mt 6,1.6.16-18

“...tu Padre que ve en lo secreto, te premiará”.

Jueves:  Dt 30,15-20 / Sal 1 / Lc 9,22-25

“...Si alguno quiere seguirme, que se niegue a sí mismo...”.

Viernes:  Is 58,1-9a / Sal 51 (50) / Mt 9,14-15

“Llegará el tiempo en que el novio les será quitado...”.

Sábado: Is 58, 9b-14 / Sal 86 (85) / Lc 5,27-32

“No he venido para llamar a los buenos...”

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.