Otra-historia-sobre-nuestra

17 de noviembre: Jornada Mundial de los pobres

No creo que vaya a decir algo nuevo. Lo que aquí comunico es muy simple, pero las ideas simples son las más difíciles de ver por tenerlas delante todo el tiempo. Si no se cree, pregúntesele al que descubrió la palanca, o a Newton, pues todo el mundo veía las cosas ascender y descender; sin embargo, costó mucho sudor lo obvio de “todo lo que sube, baja”.

La economía cubana (aunque a veces es un eufemismo llamarle así) viene arrastrando los mismos problemas a lo largo de su historia. Las fortalezas coloniales del territorio cubano con alto potencial agríola se constituyeron con dinero mexicano. Desde el siglo XVII los cubanos eran feles a la corona y también al contrabando. Siempre se ha pedido la diversifcación, pero la dependencia del sector externo es crónica. La permanencia de brechas sociales no deja de acompañarnos.

Nuestras victorias han sido paradójicas. La supresión de la
Enmienda vino acompañada del Diferencial, que ataba a la burguesía azucarera a los EE.UU. La revolución del primero de enero provocó una ráfaga del vecino del norte. La eliminación de la injerencia norteamericana terminaría en “exceso” de cooperación con la URSS y el resto de la gente del Este.

Nosotros hoy -salvo por la distancia en el tiempo- seguimos dependiendo del sector externo. La agricultura no es la mejor, feles a la
corona y al contrabando a la vez. Ahora tenemos más burócratas, es verdad, ¡pero antes teníamos rancheadores! Y los funcionarios corruptos han existido siempre.

¿Un aumento salarial es una gran señal? Durante siglos las asimetrías resultantes de la manera en que se asimila la relación con el resto del mundo se han perfeccionado. Han cambiado las épocas, las formas de gobierno, pero no la esencia de los males ni las deformaciones que nos impiden ser orgánicamente una economía contenta consigo misma.

El círculo vicioso, que es la economía, no reconfgurará su fuerza centrípeta por una mera modifcación en el monto salarial, que no abarca las tres cuartas partes de la población laboral activa, y que todavía no sitúa al salario medio cerca del precio de una canasta básica.

Celebro -de momento- por los benefciados.¡Se lo merecen! Solo que eso no nos redirecciona el rumbo. La estructura económica, en la cual el salario como poder de compra del trabajador viene a ser el resultado, no se ha subvertido; pero ya eso es otra historia.

Ora con la Palabra

 

Domingo 12 de julio: XV del Tiempo Ordinario

 

Mt 13,1-23

“...este da y produce fruto...”.

Lunes:  Is 1,10-17 / Sal 50 (49) / Mt 10,34 al 11,1

“El que los recibe a ustedes, me recibe a mí...”.

Martes:  Is 7,1-9 / Sal 48 (47) / Mt 11,20-24

“iHasta el abismo te hundirás!”.

Miércoles:  Is 10,5-7.13-16 / Sal 94 (93) / Mt 11,25-27

“Todo me lo ha entregado mi Padre...”.

Jueves:  Is 26,7-9.12.16-19 / Sal 102 (101) / Mt 11,28-30

“...mi yugo es suave y mi carga ligera”.

Viernes:   Is 38,1-6.21-22.7-8 / Interl. Is 38 / Mt 12,1-8

“...quiero amor y no sacrifcios...”.

Sábado:   Miq 2,1-5 / Sal 10 (9) / Mt 12,14-21

“El los curó a todos...”.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.