Maltrato-a-adultos-mayores


Durante los últimos años se ha producido un incremento notable en el número de las personas mayores de 60 años, hecho que supone un desafío en lo referente a su atención y cuidado.

La insufciencia de infraestructura, entendida como hogares y otras instituciones que aseguren su calidad de vida, difculta, en gran medida, el buen trato que, por sus años de dedicación, merecen nuestros adultos mayores. Por ello, creo que incentivar actividades en el sector privado, encaminadas a fomentar su  cuidado, aligerando las cargas tributarias a imponer, supone un paliativo para esta difícil situación.

Por otro lado, las carencias económicas que dificultan obtener medicamentos y una adecuada alimentación constituyen otra problemática que puede encontrar solución mediante proyectos de desarrollo local implementados por el Estado, las instituciones religiosas y el sector privado.

Asimismo, es necesario referirse a la convivencia entre jóvenes y adultos mayores; pues entre los primeros aflora una creciente insensibilidad que reduce casi en su totalidad los espacios de los ancianos en sus  familias. Se requiere, por tanto, mayor insistencia en las campañas desarrolladas por los medios de  comunicación en materia de
reeducación y sensibilización.

Finalmente, el continuo flujo migratorio de los jóvenes actúa como impedimento para el cuidado de adultos mayores, por lo que muchos están obligados a autovalerse, aun cuando no poseen condiciones motrices para ello.

En el presente año se aprobó una nueva Constitución, donde se disponen presupuestos que favorecen la protección efectiva de los adultos mayores.Específcamente, su Artículo No. 88 establece: “El Estado, la sociedad y las familias, en lo que a cada uno corresponde, tienen la obligación de proteger, asistir y facilitar las condiciones para satisfacer las necesidades y elevar la calidad de vida de las personas adultas mayores.” De igual modo, en su Artículo No. 68, señala protección para los abuelos, tan necesitados de mecanismos efectivos que aseguren su empoderamiento.

Sin dudas, estamos en presencia de un clima esperanzador en lo referido a ubicar a nuestros adultos mayores en el lugar que se merecen, a partir de sus  egados a las nuevas generaciones. Solo se requiere apoyo de instituciones estatales, privadas, educativas y religiosas, para materializar lo establecido en las precitadas disposiciones legales.

Ora con la Palabra

 

Domingo 11 de agosto: XIX del Tiempo Ordinario

 

Lc 12,32-48

“...donde está tu tesoro, allí estará también tu corazón”.

Lunes: Dt 10,12-22 / Sal 147 (146-147) / Mt 17,22-27

“...Entonces los hijos no pagan”.

Martes:  Dt 31,1-8 / Interlec. Dt 32,3-12 / Mt 18,1-5.10.12-14

“...ésta le dará más alegría...”.

Miércoles:  Dt 34,1-12 / Sal 66 (65) / Mt 18,15-20

“...allí estoy yo, en medio de ellos”.

Jueves: Solemnidad de la Asunción de la Virgen María
Ap 11,19a;12,1.3-6a.10ab / Sal 45 (44) / 1 Co 15,20-27a / Lc 1,39-56

“...iBendita tú eres entre las mujeres...”.

Viernes:  Js 24,1-13 / 136 (135) / Mt 19,3-12

“...lo que Dios ha unido, no lo separe el hombre”.

Sábado: Js 24,14-29 / Sal 16 (15) / Mt 19,13-15

“...no les impidan que vengan a mí...”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín