Cervantes-vs-Reggetón


El reguetón para muchos de mis amigos es una mala palabra y cuando les digo que lo sigo me dicen: “¡pero tú oyes esa chabacanería!”, y me disculpan, pero dado el medio prefero no poner la palabra exacta. Les quisiera preguntar a los mayores de sesenta si saben qué signifca bajanda; para mí es la unión que hizo el llevado y traído Chocolate de bajando y anda.

En muchas de estas letras podemos encontrar una especie de animalización de nuestra lengua.Por ejemplo, Gente de Zona decía que “a quién van a matar, si yo soy el animal” y en la propia Bajanda se habla de que “cuando el gato no está en casa, los ratones andan de festa”. También existe una desenfrenada soltura en las canciones de temas vinculados a la sexualidad, donde palabras como descolcha, guachineo, mordernos o pocha, cobran signifcados eróticos.

Por el camino que vamos habrá que hacer un diccionario del reguetón, ya que muchos hablan utilizando ese lenguaje. No es algo descabellado que un adolescente le diga a su amigo: “mañana nos mordemos a las 5 p.m en el gimnasio”. La verdad es que me imagino a Cervantes oyendo esa frase y me entra una risa que no puedo aguantar, de seguro él se preguntaría: “vosotros, muchachos, ¿estáis locos de cuajo?”.

Desde niño he sido seguidor de este género. De mi entrañable Cienfuegos nunca olvidaré cuando fui miembro del grupo “Misioneros del Amor” y que incluso pusimos a Mons. Domingo Oropesa a interpretar algunas de nuestras letras en la casa de las religiosas de María Inmaculada. Al igual que el profesor Julio César Guanche pienso que “el reguetón no crea marginalidad: la representa. Esta se crea por las desigualdades y la falta de oportunidades.” No estoy aprovechando este espacio para hacerle campaña publicitaria al reguetón, no lo necesita. Tampoco defendo las obscenidades ni las guaperías de algunas canciones; pero sabemos lo que sucede cuando a una generación le prohíben algo, recordemos a los Aldeanos. Solo les propondría que al menos antes de criticarlo lo pensaran bien “Despacito”.

 

Ora con la Palabra

 

Domingo 11 de agosto: XIX del Tiempo Ordinario

 

Lc 12,32-48

“...donde está tu tesoro, allí estará también tu corazón”.

Lunes: Dt 10,12-22 / Sal 147 (146-147) / Mt 17,22-27

“...Entonces los hijos no pagan”.

Martes:  Dt 31,1-8 / Interlec. Dt 32,3-12 / Mt 18,1-5.10.12-14

“...ésta le dará más alegría...”.

Miércoles:  Dt 34,1-12 / Sal 66 (65) / Mt 18,15-20

“...allí estoy yo, en medio de ellos”.

Jueves: Solemnidad de la Asunción de la Virgen María
Ap 11,19a;12,1.3-6a.10ab / Sal 45 (44) / 1 Co 15,20-27a / Lc 1,39-56

“...iBendita tú eres entre las mujeres...”.

Viernes:  Js 24,1-13 / 136 (135) / Mt 19,3-12

“...lo que Dios ha unido, no lo separe el hombre”.

Sábado: Js 24,14-29 / Sal 16 (15) / Mt 19,13-15

“...no les impidan que vengan a mí...”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín