Catedra-de-San-Pedro

¿Conoce usted que “en un período relativamente corto no solo crecerá el número de pensionados, sino que decrecerá el número de ocupados en la economía: Estos últimos, los trabajadores que sostienen a estos pensionados?” (Trabajo en el siglo XXI, propuestas y desafíos. Instituto Cubano de
Investigación Cultural Juan Marinello. p. 325)

¿Sabía usted que “el mayor porcentaje de los pensionados en el país, en 2015, recibía ingresos procedentes de sus pensiones en un rango entre 200 y 242 CUP (menos de 10 CUC mensuales), lo que equivalía al 57,9% de los jubilados totales”? (Ibídem, p. 335)¿Sabía también que se estima que a finales del año 2017 los adultos mayores, personas de 60 años y más, constituían la quinta parte de la población total?

Según los datos estadísticos anteriores, el reto principal que se le presenta hoy en nuestra sociedada la persona jubilada es encontrar una nueva manera de ser económicamente activa; pero también vivir esa etapa con sentido, honestidad, solidaridad y satisfacción emocional.

Para lograrlo tiene que cumplir con una condición esencial: debe contar con motivos, propósitos y principios humanos sólidos por los que vivir. A partir de ellos, debe descubrir, desarrollar y llevar a la realidad una actividad muy propia y personal, productiva o de servicio, que le apasione, le permita complementar financieramente su pensión y le ayude a alcanzar los medios indispensables con qué vivir.Asimismo, que le haga sentirse útil, respetada, satisfecha con su vida.

El jubilado cubano, entonces, no puede dejar de ser activo. Tiene que ser un tipo especial de persona emprendedora, ahorrativa y solidaria. Pero, claro, ni él ni la sociedad deben olvidar nunca sus características de persona ya mayor.

Ha de practicar la ayuda mutua creando o integrándose a grupos con sus mismos objetivos. Y, al mismo tiempo, tiene que luchar por cambios legislativos, económicos y sociales que le beneficien equitativamente en armonía con el resto de la población.

Por eso, se impone nuestro esfuerzo para desarrollar y brindar programas de preparación para un tipo de jubilación activa y solidaria, tanto para aquellas personas cercanas ya a esta etapa como para los ya jubilados. Programas de capacitación que respondan a esas realidades ya experimentadas por muchos y próximas a experimentar por otros tantos.

No olvidemos que Cuba será el país más envejecido de la región en el futuro inmediato.

 

 

Ora con la Palabra

 

Domingo 3 de febrero: IV Ordinario

 

Lc 4,21-30

“...Ningún profeta es bien recibido en su patria”.

Lunes:  Hb 11,32-40 / Sal 31 (30) / Mc 5,1-20

“...cuéntales lo que el Señor ha hecho contigo...”.

Martes:  Hb 12,1-4 / Sal 22 (21) / Mc 5,21-43

“...Hija, tu fe te ha salvado; vete en paz...”.

Miércoles:  Hb 12,4-7.11-15 / Sal 103 (102) / Mc 6,1-6

“Jesús se admiraba de cómo se negaban a creer”

Jueves:  Hb 12,18-19.21-24 / Sal 48 (47) / Mc 6,7-13

“Fueron (...) a predicar, invitando a la conversión”.

Viernes:  Hb 13,1-8 / Sal 27 (26) / Mc 6,14-29

“Ordenó (...) que le trajera la cabeza de Juan”.

Sábado:  Hb 13,15-17.20-21 / Sal 23 (22) / Mc 6,30-34

“...estaban como ovejas sin pastor”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín