Valores

Escrito por: P. Leonel Narváez, fundador de las ESPERE

enojoVerdadSegún el psicólogo Worthington, las emociones relacionadas con "no perdonar" son rabia, miedo, odio, enojo, venganza. "No perdonar" es una emoción compleja: empieza con un miedo condicionante y sigue con la manipulación cognoscitiva del continuo pensar sobre el evento que reproduce el miedo. El recuerdo continuo tiene respuestas físicas inmediatas en los músculos faciales y...

Leer más...

Escrito por: P. Leonel Narváez, fundador de las ESPERE

derrotarVenganzaWebLos extremos a que puede llegar la violencia se exponen dramáticamente en la Orestíada, de Esquilo. Orestes, instigado por su hermana Electra y el dios Apolo, mata a la madre, Climtemnestra, la cual había asesinado a su esposo Agamenón, quien a su vez había sacrificado a su hija Ifigenia. Orestes es llevado ante un tribunal en el cual los dioses y los ciudadanos decidirán si había otro modo de responder al crimen que no fuera con otro crimen. Acuerdan que la venganza, además de estar sujeta a la ley, debe...

Leer más...

Escrito por: P. Leonel Narváez, fundador de las ESPERE

ViolenciaWebMucho se ha escrito acerca de la guerra, la psicología agresiva, la violencia y sus consecuencias. Pero la "cultura" de la violencia sigue prevaleciendo en las culturas y expresándose subrepticiamente en los roles sociales masculinos. Los estudiosos intentan explicarlo.

Freud y Lorenz afirmaban que la violencia es innata a nosotros. Para controlarla, Lorenz propuso conocer la evolución, controlar la natalidad, crear amistades y practicar...

Leer más...

Escrito por: P. Leonel Narváez, fundador de las ESPERE

pazJesusWebAcabada la 2ª Guerra Mundial, Einstein afirmaba: "Hemos ganado la guerra, pero no la paz". Infelizmente, odios y deseos de venganza no desaparecieron, incluso en algunos casos se incrementaron. Las acciones militares o policiales pueden ser "útiles" para enfrentar los conflictos y la violencia, pero no son suficientes. Nos cuesta aceptarlo, pero la solución está en el corazón de las personas y pueblos, donde se originan las motivaciones profundas...

Leer más...

Escrito por: Laura Liz Gil Echenique

Buena-sombra-lo-cobija
Hace unos días pasé por una vieja carretera cercana a mi casa y descubrí que habían cortado los árboles que la
bordeaban. El cambio en el paisaje era notable, se extrañaba la presencia de la sombra dulce y buena del alto y numeroso follaje y parecía un sitio distinto sin aquellos troncos inmensos que daban fe de los cientos de años que tenían. Es probable que esos árboles hubiesen llegado allí mucho antes que las primeras piedras de la avenida.

Leer más...

Escrito por: Laura Liz Gil Echenique

mis-Vecinosweb
Cuando mis vecinos llegaron al barrio los recibimos con hospitalidad, como nuestros patios casi se comunicaban intentamos tener las mejores relaciones con ellos. Sobre la base del respeto todo estaba muy bien hasta que mis vecinos se hicieron de unos bafles y comenzaron tener fiestas familiares todos los días desde la mañana y hasta la noche. Primero cuando comenzaban a poner la música tratábamos de respirar profundo y ponernos en el zapato ajeno... un día de fiesta lo tiene cualquiera, no les vamos a echar a perder su jornada... El asunto está en que tampoco ellos tenían derecho de echarnos a perder la nuestra.

Leer más...

Escrito por: Escuelas de Perdón y Reconciliación

Como-promover-la-alfabetiza
Procesos como la toma de decisiones, la resolución de conflictos, la conservación de la salud física y mental son afectados por las emociones. A las repercusiones de esto en nuestro cuerpo, por lo general, no se les da atención o importancia por prejuicios tales como: las emociones son innecesarias; las personas se volverían blandas si tienen demasiadas; entorpecen las relaciones; obedecen a procesos únicamente racionales y no autónomos; la mejor manera de conocerlas es racionalizarlas; la rabia, el miedo y la tristeza son malas.

Leer más...

Escrito por: Consejo de Redacción

De-emociones-a-decisiones
Peter Salovey, psicólogo de la Universidad de Yale, ha descrito con detalle las formas en que podemos aplicar inteligencia a nuestras emociones:


1. Manejar las emociones: La capacidad de serenarse. Las personas que carecen de esta capacidad luchan constantemente contra sentimientos de aflicción, mientras aquellas que la tienen desarrollada pueden recuperarse con mucha mayor rapidez de los reveses y trastornos de la vida.

Leer más...

Ora con la Palabra

 

Domingo 17 de noviembre: XXXIII del Tiempo Ordinario

 

Lc 21,5-19

“Manténganse firmes y se salvarán”.

Lunes: Dedicación de las Basílicas de San Pedro y San Pablo
 
Hch 28,11-16.30-31 / Sal 98 (97) / Mt 14,22-33

 

Martes:  2 Mac 6,18-31 / Sal 3 / Lc 19,1-10

“...Hoy ha llegado la salvación...”.

Miércoles:  2 Mac 7,1.20-31 / Sal 17 (16) / Lc 19,11-28

“...a todo el que produce se le dará...”.

Jueves: Presentación de la Santísima Virgen María
 
1 Mac 2,15-29 / Sal 50 (49) / Lc 19,41-44

“...no has reconocido el tiempo...”.

Viernes:  1 Mac 4,36-37.52-59 / Interl. 1 Cro 29,10-13 / Lc 19,45-48

“...todo el pueblo lo escuchaba…”.

Sábado:  1 Mac 6,1-13 / Sal 9 / Lc 20,27-40

“El no es Dios de muertos…”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín