parroquiaSanJeronimoWeb

Los orígenes de la Iglesia católica en Las Tunas estuvieron relacionados con una tormenta tropical, sin dudas un hecho singular.
En el año 1511, cuando el almirante don Alonso de Ojeda regresaba de San Sebastián de Curabá, naufraga en las costas de Jagua (hoy Cienfuegos) a causa de una terrible tormenta tropical. Él había hecho el voto de dejar una imagen de la Virgen María, que los acompañaba, en el primer poblado que los acogiera. De manera que fue Cueybá -hoy Las Tunas -el primer lugar de Cuba donde se erigió por primera vez un templo católico y también donde se rendía culto a la Virgen María.

En 1603, Juan Rivero González obtuvo por Real Cédula el primer hato de Las Tunas, y así edificó oficialmente en 1690 la primera ermita. En el año 1752, el obispo Morell de Santa Cruz concedió el traslado de la Parroquia de Yaguanabos a la Ermita de Las Tunas. La fundación de la parroquia ocurrió en el año 1762, aunque se cita en 1763 al presbítero José Antonio Vázquez como primer párroco.

La Parroquial Mayor de Las Tunas fue construida desde sus inicios según los cánones romanos: situada en el extremo occidental de la Plaza de Armas, mirando al este y a sus espaldas el cementerio.

Este templo fue edificado en varias ocasiones con pisos de ladrillos cuadrados de barro cocido, paredes de tabla y techos de guano. En 1863 contaba con tres naves y una capacidad para 600 personas; sin embargo, en 1866 aún carecía de torre. El 23 de septiembre de 1876 sufre un serio deterioro durante el ataque de Bayamo y en agosto de 1897 es destruido totalmente el edificio. Después de la destrucción total de la ciudad el templo se reconstruye a inicios del siglo XX en el mismo sitio, únicamente con la nave central.

Hasta la actualidad suman más de 49 los sacerdotes que han pasado por allí: 22 durante la Colonia, 17 en la primera etapa republicana y 11 en esta última etapa. Hubo un sacerdote, el padre José Rafael Fajardo, que estuvo al frente de la iglesia tunera por 35 años (1812 - 1847).

Más de 90 libros del archivo arrojan importantes datos sobre la vida histórica y social de la ciudad. Alrededor de 119 mil tuneros fueron bautizados dentro de esos muros históricos y otros 6 mil allí unieron sus vidas en matrimonio. Asimismo, este lugar ha sido testigo de la partida de este mundo de más de 5 mil citadinos, la mayoría de ellos enterrados en el cementerio municipal.

Entre los servicios más solicitados en la oficina parroquial están las copias certificadas y legalizadas de estos actos sacramentales; pues hasta 1881, con el surgimiento del Registro del Estado Civil, esta era la única institución que se dedicaba a recoger y dar fe de estos datos. Nuestras fuentes documentales también han servido a numerosas investigaciones científicas.

Ora con la Palabra

 

Domingo 21 de abril: Pascua de la Resurrección del Señor

 

Jn 20,1-9

“...iÉl ‘debía’ resucitar de entre los muertos!”.

Lunes:  Hch 2,14.22-23 / Sal 16 (15) / Mt 28,8-15

“...No tengan miedo”.

Martes:  Hch 2,36-41 / Sal 33 (32) / Jn 20,11-18

“...He visto al Señor y me ha dicho esto”.

Miércoles:  Hch 3,1-10 / Sal 105 (104) / Lc 24,13-35

“...Es verdad: el Señor ha resucitado...”.

Jueves:  1 P 5,5b-14 / Sal 89 (88) / Mc 16,15-20

“...anuncien la Buena Nueva a toda la creación”.

Viernes:  Hch 4,1-12 / Sal 118 (117) / Jn 21,1-14

“...se acercó, tomó el pan y se lo repartió”.

Sábado : Hch 4,13-21 / Sal 118 (117) / Mc 16,9-15

“...no le creyeron”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín