iglesiaParroquialMayorWebLa hoja dominical Vida Cristiana llega domingo tras domingo, hace casi 55 años, a la mayoría de las parroquias cubanas. Para comprender su historia hay que remontarse a finales de 1962. El domingo 4 de noviembre aparece su primer número desde la Iglesia Parroquial Mayor del Espíritu Santo, en Sancti Spiritus. Su creador: el jesuita P. Donato Cavero, párroco del lugar.

"Vida Cristiana" surge así como parte de la misión de la Compañía de Jesús en Cuba al constatar que, debido a un proceso de deterioro creciente en las relaciones Iglesia-Estado, la Iglesia cubana carecía de medios de comunicación social para hacerse escuchar.

En efecto, hacía apenas tres años del triunfo de la Revolución y un año de la declaración de su carácter socialista. La Iglesia cubana vivía un año muy convulso y de relaciones cada vez más tensas. Los vínculos entre la jerarquía católica y la Revolución, buenos inicialmente, se deshacían. La jerarquía mostraba descontento con algunas medidas del gobierno, a lo que este reaccionaba.

A nivel mundial, la Iglesia iniciaba un proceso que la transformaría a muchos niveles. El concilio Vaticano II, convocado por el Papa Juan XXIII, comenzó por generar algunos cambios llamativos en la liturgia, el canto y el uso de las Sagradas Escrituras, que paulatinamente se extenderían a la revisión de toda la vida de la Iglesia universal.

En medio de esas circunstancias nacía Vida Cristiana. Inicialmente circuló como una hoja destinada a informar a los fieles de la Parroquial Mayor de Sancti Spiritus. Mas, a finales de su segundo mes, la redacción se trasladó a La Habana y a partir de entonces -ya sin información parroquial- comenzó a extenderse por la isla hasta convertirse en la publicación católica de pequeño formato que alcanza la mayor frecuencia y penetración en el país.

Vida Cristiana comenzó con dos secciones de una página cada una. La llamada "Parte litúrgica", presentaba las lecturas dominicales y un comentario que derivaría en la actual "De la mesa del director". Al dorso, una segunda sección -"Instrucción religiosa"- discurría por temas de formación de adultos, con insistencia en los artículos del credo, los sacramentos y la vida moral.

Poco a poco se fue enriqueciendo con nuevas temáticas que añadirían interés a su lectura. Se mejoró la presentación y aparecieron nuevas secciones como "Calendario", con el santo del día; "Reflexiona" y "Catecismo en el hogar". Este último perseguía educar la fe desde la casa, sin tener que acudir a clases. La más novedosa a mi juicio fue "Actualidad católica", en que se plasmaba el acontecer eclesial mundial y nacional. Uno de los puntos recurrentes fue la información sobre el Concilio Vaticano II y las reformas que promovía, sobre lo cual escaseaban noticias y libros.

Esos primeros años de Vida Cristiana fueron de reacomodo, con la introducción de temáticas que la hiciesen más atractiva y útil al lector. Comenzaba así una nueva publicación de la Iglesia católica y fue tal su aceptación que llegó para quedarse.

Ora con la Palabra

 

Domingo 9 de agosto: XIX del Tiempo Ordinario

 

Mt 14,22-33

“...iÁnimo, soy yo, no tengan miedo!”.

Lunes:  2 Co 9,6-10 / Sal 112 (111) / Jn 12,24-26

“Si alguno me sirve, mi Padre lo honrará”.

Martes:  Ez 2,8 al 3,4 L Sal 119 (118) / Mt 18,1-5.10.12-14

“...ése el más grande en el Reino...”.

Miércoles:  Ez 9,1-7;10,18-22 / Sal 113 (112) / Mt 18,15-20

“...allí estoy en medio de ellos”.

Jueves:  Ez 12,1-12 / Sal 78 (77) / Mt 18,21 al 19,1

“...hasta setenta veces siete”.

Viernes:   Ez 16,1-15.60.63 / Interlec. Is 12 / Mt 19,3-12

“El que pueda con esto, que lo haga”.

Sábado: Solemnidad de la Asunción de la Virgen María
Ap 11,19a;12,1-6a.10ab / Sal 45 (44) / 1Co 15,20-27a Lc 1,39-56

“...iBendita tú entre las mujeres...”.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.