joseAntonioWebJosé Antonio Echeverría Bianchi nació en la ciudad de Cárdenas el 16 de julio de 1932. Fue el primer hijo del matrimonio formado por Antonio Jesús Echeverría González y Concepción Bianchi Tristán; fue un niño de salud delicada, pero de fe fuerte.

Estudió en el colegio Champagnat, dirigido por los Hermanos Maristas. Con posterioridad continuó su formación educativa en el Instituto de Segunda Enseñanza de Cárdenas, donde se graduó de Bachiller en Ciencias. En este período se destacó por su amplia participación en la Acción Católica. Su activismo en esta organización estuvo enfocado en analizar cómo la Doctrina Social de la Iglesia y los consejos evangélicos de opción real por los más necesitados eran base fundante en la construcción de la sociedad cubana.

En 1950 se matrícula en la Universidad de la Habana y emprende la carrera de arquitectura. Mas el futuro dirigente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) siempre estuvo en sintonía total con la onda de Jesús de Nazaret. Cuando se lee algunas de sus olvidadas reflexiones, vemos en ellas la intención de crear una sociedad de inclusión, donde no imperaría el igualitarismo, pero sí existirían estrategias de desarrollo para el campesino y el obrero.

A partir del 30 de septiembre de 1954, Manzanita asume la presidencia de la FEU. Esto constituiría un nuevo reto en su vida, pues asumía así la conducción de una de las principales fuerzas opositoras a la dictadura de Fulgencio Batista. Él, como Jesús, no tuvo miedo al poder y supo ir contracorriente desafiando todo autoritarismo, poniendo a Cuba por encima de todo. Fue tan consecuente que decidió transformar el país por la vía más radical: exterminar al dictador, lo cual se acordó para el día 13 de marzo de 1957. Esa mañana fue a misa en la Iglesia del Carmen y se confesó. Sabía que, al igual que Jesús en Getsemaní, se enfrentaba a un posible martirio, pero, como buen cristiano, nunca dudó de la justicia de un gesto tan radical.

Tal vez el mejor testimonio de su fe lo constituye su Testamento al Pueblo de Cuba. En él se deja ver la influencia de la Doctrina Social de la Iglesia, aquella que tantas veces fuera el centro de la polémica en la juventud católica. El siguiente fragmento expone su abandono a la voluntad del Señor: "Confiamos en que la pureza de nuestras intenciones nos traiga el favor de Dios para lograr el imperio de la justicia en nuestra Patria. Si caemos, que nuestra sangre señale el camino de la libertad."

El 13 de marzo sería su martirio, pero siempre queda una cuestión pendiente cuando se habla de Manzanita: ¿seremos los jóvenes cubanos de hoy capaces de estar a la altura de este mártir de la Patria y ser, como lo fue José Antonio Echevarría, hijos coherentes de nuestro tiempo y contexto?

Ora con la Palabra

 

Domingo 31 de mayo: Solemnidad de Pentecostés

 

Jn 20,19-23

“...sopló sobre ellos y les dijo: Reciban el Espíritu Santo...”.

Lunes: Santa María, Madre la Iglesia
 
Hch 1,12-14 / Interl. Jdt 13,18bcde.19 / Jn 19,25-27

“..ánimo, yo he vencido al mundo”.

Martes:  2 P 3,12-15a. 17-18 / Sal 90 (89) / Mc 12,13-17

“...a Dios, lo que corresponde a Dios”.

Miércoles:  2 Tim 1,1-3.6-12 / Sal 123 (122) / Mc 12,18-27

“...no es un Dios de muertos, sino de vivos”.

Jueves: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote 
Gn 14,18-20 / Sal 110 (109,1.2.3.4) /1 Co 11,23-26 / Lc 9,11b-17

“Todos comieron hasta saciarse”.

Viernes:  2 Tim 3,10-17 / Sal 119 (118) / Mc 12,35-37

“Mucha gente acudía a Jesús...”.

Sábado:  2 Tm 4,1-8 / Sal 71 (70) / Mc 12,38-44

“...no tenía más, y dio todos sus recursos”.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.