Aniversario-San-Cristóbal

Estamos concluyendo las celebraciones de un año de acción de gracias y petición de bendiciones con motivo de los 500 años de la tercera y última fundación de la ciudad de San Cristóbal de La Habana.

Son 500 años de fe en Dios Padre, Creador de la bella naturaleza que nos rodea; en Jesucristo, Salvador, camino por el cual nunca nadie se ha perdido y en el Espíritu Santo, capaz de dar vida a nuestros sueños más hermosos.

Son 500 años de edificación de templos y espacios donde se han celebrado misas en favor de vivos, enfermos y difuntos. También bautizos, primeras comuniones y matrimonios. El acto fundacional de esta ciudad fue una misa celebrada en los terrenos del actual Templete, a la sombra de una ceiba. La fe vivida se manifesta en las tantas calles con nombres de santos. Nos anima a vivir esta fe el Padre Olallo, nacido en La Habana y entregado a la Casa Cuna. Sin padre ni madre reconocidos, se sintió hijo de Papá Dios y hermano y servidor de todos.

Son 500 años de esperanza enseñando en universidades, escuelas, seminarios, catecismos, guarderías, educación complementaria humana e integral. La esperanza de una persona, familia y ciudad, donde mejor ha de ponerse es en la enseñanza del evangelio, las virtudes, la paz y la hermandad entre todos. El venerable Padre Félix Varela, el primero que nos enseñó a pensar, nos alienta hacia una Cuba mejor, y la lectura de su libro
Cartas a Elpidio es una invitación a la reflexión para llegar a ser mejores personas, familias, iglesias y pueblos.

Son 500 años de caridad en hospitales, hogares de ancianos, dispensarios, comedores, visitas a enfermos, presos, servicios a quienes piden ayuda. Nos entusiasman y animan a la caridad las monjas con su dedicación a las obras de misericordia corporales y espirituales.

El Cristo que nos trajo San Cristóbal sobre sus hombros toca a las puertas de nuestras casas, para que, al abrirlas, entre la felicidad de una fe confiada, una esperanza creciente y un amor pleno.

En estas celebraciones rogamos muy especialmente por los choferes para que, como San Cristóbal, nos guíen por caminos seguros hacia nuestros destinos.

Santa María de la Caridad, ruega por todos los habaneros, nacidos aquí y allegados, para que seamos hermanos y logremos hacer crecer la herencia de fe, esperanza y caridad que nos legaron nuestros antepasados.

Ora con la Palabra

 

Domingo 23 de febrero: VII del Tiempo Ordinario

 

Mt 5,38-48

“...Él hace brillar su sol sobre malos y buenos...”.

Lunes:  St 3,13-18 / Sal 19 (18) / Mc 9,13-28

“...lo tomó de la mano y le ayudó a levantarse...”.

Martes:  St 4,1-10 / Sal 55 (54) / Mc 9,29-36

“...El Hijo del Hombre va a ser entregado…”.

Miércoles de Ceniza:  Jl 2,12-18 / Sal 51 (50) / 2 Co 5,20 al 6,2 / Mt 6,1.6.16-18

“...tu Padre que ve en lo secreto, te premiará”.

Jueves:  Dt 30,15-20 / Sal 1 / Lc 9,22-25

“...Si alguno quiere seguirme, que se niegue a sí mismo...”.

Viernes:  Is 58,1-9a / Sal 51 (50) / Mt 9,14-15

“Llegará el tiempo en que el novio les será quitado...”.

Sábado: Is 58, 9b-14 / Sal 86 (85) / Lc 5,27-32

“No he venido para llamar a los buenos...”

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.