No-es-facilweb

Hay temas y afirmaciones que no pasan de moda y el tópico de que la juventud está perdida es uno de esos atemporales y universales. Y si es cierto que en muchas ocasiones, por no decir la mayoría, quienes afirman este tipo de sentencias están lejos de tener razón, los jóvenes tenemos que ganarnos la confianza. Dice Pablo Milanés en una canción: "no ha sido fácil tener una opinión que haga valer mi vocación" y es que no podemos esperar que los demás confíen en nosotros sino nos hemos ganado eso con nuestras acciones diarias.

Las generalidades suelen ser injustas porque cada cual es diferente y único aunque no podemos negar que una parte de nuestra generación muchas veces se comporta de una forma inadecuada ya sea tanto en espacios públicos, dígase las calles, los taxis u ómnibus, como en espacios más personales como el trabajo y la familia. Lo que resulta inconcebible es que este tipo de comportamientos se reproduzcan como lo aceptado o lo "normal". Pero ¿qué es lo "normal"? No se trata de lo que es natural sino de lo que está normado, pero quién o quiénes hacen la norma. Si la mayoría se comporta de una manera en particular y por tanto resulta normal, no significa que debamos, para encajar en el grupo, dejarnos guiar por acciones en las que no creemos y que nada tienen que ver con nuestra formación y nuestras creencias.

No se trata de actuar como los demás lo harían sino de, sin renunciar a nuestros objetivos o nuestra visión del mundo, no apartarnos del camino del bien. Predicar con el ejemplo es la mejor manera de ganarnos el respeto de los otros. Cuba vive un momento de cambios y no podemos dejar que el exterior afecte nuestra sensibilidad sino que al contrario la enriquezca. Podemos hacer una Cuba mejor si comenzamos cambiando nuestra manera de asumir la vida cotidiana. Y como dice Pablo Milanés: "Sube conmigo a encontrar el escalón / que evocaré para llegar / a ese lugar que un día soñé."

Ora con la Palabra

 

Domingo 15 de septiembre: XXIV del Tiempo Ordinario

 

Lc 15,1-32

“...estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado”

Lunes: 1 Tim 2,1-8 / Sal 28 (27) / Lc 7,1-10

“...ni siquiera en Israel he hallado una fe tan grande”.

Martes:  1 Tim 3,1-13 / Sal 101 (100) / Lc 7,11-17

“...Es un gran profeta el que nos ha llegado”.

Miércoles:  1 Tim 3,14-16 / Sal 111 (110) / Lc 7,31-35

“...la reconocen en su manera de actuar”.

Jueves:  1 Tim 4,12-16 / Sal 111 (110) / Lc 7,36-50

“...Tu fe te ha salvado, vete en paz”.

Viernes:  1 Tim 6,2c-12 / Sal 49 (48) / Lc 8,1-13

“...ustedes tienen oídos para oír”.

Sábado: Ef 4,1-7.11-13 / Sal 19 (18) / Mt 9,9-13

“...Me gusta la misericordia más que las ofrendas”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín