jPapaWeb

En la reciente visita del Papa a Cuba, Francisco invitaba a los jóvenes a tejer amistades sociales. Esta invitación nos recuerda el compromiso que tenemos todos los cristianos de mantener relaciones cordiales en nuestros ámbitos de estudio, de familia o de trabajo.

Esta propuesta del Papa recoge el desafío que ya el Concilio Vaticano II nos había planteado en la Constitución Pastoral Gaudium et Spes. Es el reto de sentir como propios los gozos, las esperanzas, las tristezas, los anhelos de la humanidad..., de tal manera que nuestra fe cristiana no tenga que ver solamente con el más allá sino que nos impulse a entrar resuelta y efectivamente en el proyecto de hacer en esta tierra una convivencia más fraterna, solidaria y justa.

Nuestra contribución al bien y la apuesta por los valores cristianos debe ser una constante en todos nosotros. Vivir de esta manera no tiene por qué ser una utopía y menos entre los jóvenes. De hecho, en las universidades y otros centros de estudios, lugares de trabajo, organizaciones culturales, y en la simple convivencia barrial con los vecinos, los jóvenes cristianos católicos se han caracterizado por ser respetuosos y por crear vínculos de amistad con sus compañeros. El joven cubano tiene la gran ventaja de ser dinámico, creativo y puede aportar a la sociedad esa mirada fresca, desprejuiciada, que no está aún acomodada o, en el peor de los casos, dañada. La juventud contribuye a sembrar esperanza entre los que no la tienen y ayuda a superar actitudes de apatía y conformismo.

Creo esperanzadamente que el joven cristiano en Cuba está abierto al diálogo y a la escucha. Como creyentes tenemos que ser capaces de ponernos al servicio de todos los que lo necesitan sin importar afiliaciones religiosas, políticas o culturales. Es imprescindible mirar más las cosas que nos unen, mirar los puntos en los que podemos actuar juntos y no fijarnos tanto en aquello que crea división.

 

Ora con la Palabra

 
  Domingo 27 de septiembre: XXVI del Tiempo Ordinario

Mt 21,28-32

“...después se arrepintió y fue...”

Lunes:  Jb 1,6-22 / Sal 17 (16) / Lc 9,46-50

“...el más pequeño de ustedes, es el más grande”.

Martes:   Dn 7,9-10.13-14 / Sal 138 (137) / Jn 1,47-51

“...tú eres el Hijo de Dios...”.

Miércoles:  Jb 9,1-12.14-16 / Sal 88 (87) / LC 9,57-62

“...te seguiré a dondequiera que vayas”.

Jueves:  Jb 19,21-27 / Sal 27 (26) / Lc 10,1-12

“...El Reino de Dios ha llegado a ustedes”.

Viernes:   Jb 38,1.12-21;40,33-35 / Sal 139 (138) / Lc 10,13-16

“...rechaza al que me ha enviado”

Sábado:  Jb 42,1-3.5-6.12-16 / Sal 119 (118) / Lc 10,17-24

“...sus nombres están escritos en el Cielo”

INTENCIONES DE ORACIÓN DEL SANTO PADRE

              PARA OCTUBRE DE 2020

El Papa nos pide orar por: La misión de los laicos en la Iglesia

Recemos para que en virtud del bautismo los fieles laicos,

en especial las mujeres,participen más en las instancias de

responsabilidad de la Iglesia.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.