no-al-bloqueoweb

¿Quieres soñar? Yo quiero. Y es más, estoy convencida de que quiero que mis proyectos se hagan realidad. Tengo 22 años y a veces me descubro creyendo que he perdido el tiempo o al contrario, que aún soy muy joven para asumir determinados retos.

A veces pienso que me falta experiencia o que debo estudiar más para lograr las cosas que quiero. Claro que hay que estudiar, claro que hay que dudar de lo que uno sabe y escuchar a los que han vivido más; pero ninguno de esos hechos es contrario a estar comprometido con nuestros sueños y a asumir determinados riesgos. Por qué no disfrutar de un privilegio que solo los seres humanos tenemos: equivocarnos, percatarnos de nuestro error y hacerlo mejor la próxima vez. Crecer con nuestros fracasos más que con nuestras victorias.

En ocasiones le he comentado algunos amigos las cosas que más anhelo y unos cuantos han creído que son meras utopías y incluso yo he dudado de ellas, solo en el momento en que he decidido dejar obstinadamente de creer que el tiempo se escapa o que no hay forma de llegar a metas tan altas, he visto o escuchado a alguien que ha prendido una pequeña luz en mí. Ha surgido una idea.
Nací en el 1992, durante el periodo especial, y crecí escuchando a mucha gente quejarse de lo que no tenían pero también aprendí, de otros muchos, que se pueden encontrar las soluciones más creativas e inesperadas a los problemas más diversos. Hay necesidades básicas pero es nuestra responsabilidad encontrar y crear las oportunidades. Es nuestra decisión culpar a los demás por nuestra rutina o trabajar para cambiarla. Las personas que están ocupadas en lograr sus sueños tienen poco tiempo para quejarse de lo que no han hecho o de lo que los demás le impiden hacer.

Todos los días cuando voy camino al trabajo me encuentro algún cartel en la calle que explica cuánto hemos perdido a causa del bloqueo económico. Desde hace un tiempo cuando lo leo me pregunto: cuánto hemos perdido a cauda del bloqueo mental, de nuestro bloqueo mental, y cuánto más estamos dispuestos a perder.

Quiero soñar y por esos sueños estoy dispuesta a tener siempre a mano un martillo con el cual derribar mis propios muros y volverlos puertas por las que entrar, escaleras por las cuales subir y puentes para poder cruzar. ¿Te atreves?

 

Ora con la Palabra

 

Domingo 14 de agosto: XX del Tiempo Ordinario

 

Lc 12,49-53

“No he venido a traer paz, sino división”.

Lunes: Solemnidad de la Asunción de la Virgen María
Ap 11,19a;12,1-6a.10ab/ Sal 45(44)/ 1Cor 15, 20-27a

“Primero Cristo como primicia; después todos los que son de Cristo”

Martes:  Ez 28,1-10/ Interleccional Dt 32/ Mt 19, 23-30

“Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja,
que a un rico entrar en el reino de Dios”

Miércoles: Ez 34,1-11/ Sal 23(22)/ Mt 20,1-16

“¿Vas a tener tú envidia porque soy yo bueno?”

Jueves: Ez 36,23-28/ Sal 51(50)/ Mt 22,1-14

“A todos los que encuentren convídenlos a la boda”.

Viernes: Ez 37,1-14/ Sal 107(106)/ Mt 22,34-40

“Amarás al Señor tu Dios y a tu prójimo como a ti mismo ”

Sábado: Ez 43,1-7a/ Sal 85(84)/ Mt 23,1-12

“No hacen lo que dicen”

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.