ReinaSi hay una ciudad en Cuba que está marcada por la huella de la Iglesia católica, esa es La Habana. Un total de 149 de sus calles llevan nombres de santos o están asociadas a algún elemento de la institución. Hasta su primigenio nombre, San Cristóbal de La Habana, no escapó de esa influencia. Hoy estaremos hablando de una de sus principales y populares avenidas, Reina, que aunque no lo parezca, también cumple con ese patrón.

El origen de esta céntrica calle se remonta al camino de San Antonio Chiquito, un ingenio que se encontraba al oeste de la antigua Habana. Al camino se le hicieron reformas y mejoramientos en 1735. En 1751 se construyó una pequeña ermita dedicada a San Luis de Gonzaga, un joven santo jesuita. Su ubicación era próxima a lo que es hoy la esquina de la calle Belascoaín, supuestamente en el sitio donde se yergue la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús. A partir de ese instante la calle asumió el nombre de dicho santo, 16 años antes de la expulsión de los jesuitas el 15 de junio de 1767. Algunas fuentes aseguran que en la remodelación de la vía y en la construcción de la ermita, se encontraba la influencia de los padres jesuitas. Ellos tenían ya propiedades en la zona. La ermita se demolió el 8 de junio de 1762.

Se le practicaron nuevas reformas a la calle en 1836. Llegado el año 1844 es arbolada y se le colocaron bancos.  En homenaje a Isabel II le dieron el nombre de Reina. Jacobo de la Pezuela en 1863 decía que era: “La más regular y amplia de todas las vías de la capital y perfectamente rectilínea […]  En anchura, uniformidad y simetría es superior á todas las demás calles de la Habana”.

En esta importante arteria tuvo su residencia el Obispo Espada y de alguna manera es cierto que ha estado vinculada siempre a los padres jesuitas. Desde 1914 hasta 1923 ellos construyeron una de las iglesias más bellas e importantes de la ciudad.

El 9 de octubre de 1918, por el acuerdo número 377 del Ayuntamiento de la ciudad, se le cambió nuevamente el nombre por el de Avenida de Simón Bolívar. Su nombre oficial aún es ese, aunque para la población capitalina seguirá siendo siempre Reina. Su principal hito es la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús con la conocida escultura en su portón principal. Entre los hechos históricos que marcarán para siempre a la iglesia y a la calle, está el haber tenido el privilegio de la visita del Sumo Pontífice Francisco el 20 de septiembre de 2015.

Ora con la Palabra

 

Domingo 18 de noviembre: XXXIII del Tiempo Ordinario

 

Mc 13,24-32

“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”.

Lunes:  Ap 1,1-4; 2,1-5a / Sal 1 / Lc 18,35-43

“...¡Jesús, hijo de David, ten compasión de mí!”.

Martes:  Ap 3,1-6.14-22 / Sal 15 (14) / Lc 19,1-10

“...ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido”.

Miércoles:  Ap 4,1-11 / Sal 150 / Lc 19,11-28

“...a todo el que produce se le dará más...”.

Jueves:  Ap 5,1-10 / Sal 149 / Lc 19,41-44

“...son cosas que tus ojos no pueden ver...”.

Viernes:  Ap 10,8-11 / Sal 119 (118) / Lc 19,45-48

“...todo el pueblo lo escuchaba...”.

Sábado:  Ap 11,4-12 / Sal 144 (143) / Lc 20,27-40

“El no es Dios de muertos, sino de vivos...”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín