peterBenensonWebEra el año 1961 y Peter Benenson, abogado británico, leyendo el periódico The Observer en el metro de Londres, quedó impresionado ante la noticia sobre dos estudiantes portugueses encarcelados por brindar a favor de la libertad en plena dictadura de Salazar, en un restaurante de Lisboa. Al salir del metro entró en una iglesia y allí oró “a todos los dioses de todos los mundos” y llegó a la conclusión de que “la lucha de un solo hombre no vale nada.”

Meses después, el 28 de mayo, Peter Benenson publicaba un artículo en el mismo periódico titulado “Los presos olvidados”, invitando a los lectores a que dirigiesen cartas a los gobiernos donde existiesen personas encarceladas por sus convicciones políticas o religiosas con el fin de conseguir su excarcelación. Participaron unas mil personas. Lo que había comenzado como un hecho aislado se transformó en un movimiento internacional de carácter permanente, pues al año siguiente nacía Amnistía Internacional, organización que en poco tiempo ya había enviado delegaciones a cuatro países para interceder a favor de la libertad de los presos de conciencia.

En la actualidad, Amnistía Internacional tiene presencia en más de 150 países. Con su labor contribuye a que sean reconocidos y respetados los derechos humanos, aprobados en 1948 por las Naciones Unidas en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Tiene más de 7 millones de miembros y simpatizantes en todo el mundo. Su objetivo es investigar y emprender acciones para impedir o poner fin a los abusos contra los derechos civiles, políticos, sociales, religiosos, culturales y económicos.

Amnistía Internacional realiza misiones de investigación y observación, como también acciones urgentes enviando cartas a los gobiernos cuando existen penas de muerte o campañas internacionales para promover los Derechos Humanos. Coopera con otras organizaciones de su misma naturaleza y su financiamiento lo obtiene fundamentalmente de donaciones de sus socios; al ser independiente, no solicita ni recibe subvenciones de gobiernos y así mantiene su imparcialidad.

Su máxima autoridad recae en el Consejo Internacional; además tiene un Comité Ejecutivo Internacional. La gestión diaria está a cargo del Secretariado Internacional, con sede en Londres.
En el ámbito de las organizaciones que trabajan a favor de los derechos humanos, Amnistía Internacional tiene una larga historia y reconocimiento mundial: en 1977 le fue concedido el Premio Nobel de la Paz.

A pesar de todo el camino recorrido, todavía hay países en los cuales existen violaciones de los Derechos Humanos, principalmente en los que existen gobiernos no elegidos libremente. Mientras existan personas privadas de su libertad por el simple hecho de exigir algo que es inherente a toda persona, la libertad de conciencia, seguirá siendo necesaria la labor iniciada por Peter Benenson. El proyecto político y social de cualquier gobierno, independientemente de su matiz ideológico o religioso, no está exento del cumplimiento y reconocimiento de la libertad de conciencia.

Ora con la Palabra

 

Domingo 31 de mayo: Solemnidad de Pentecostés

 

Jn 20,19-23

“...sopló sobre ellos y les dijo: Reciban el Espíritu Santo...”.

Lunes: Santa María, Madre la Iglesia
 
Hch 1,12-14 / Interl. Jdt 13,18bcde.19 / Jn 19,25-27

“..ánimo, yo he vencido al mundo”.

Martes:  2 P 3,12-15a. 17-18 / Sal 90 (89) / Mc 12,13-17

“...a Dios, lo que corresponde a Dios”.

Miércoles:  2 Tim 1,1-3.6-12 / Sal 123 (122) / Mc 12,18-27

“...no es un Dios de muertos, sino de vivos”.

Jueves: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote 
Gn 14,18-20 / Sal 110 (109,1.2.3.4) /1 Co 11,23-26 / Lc 9,11b-17

“Todos comieron hasta saciarse”.

Viernes:  2 Tim 3,10-17 / Sal 119 (118) / Mc 12,35-37

“Mucha gente acudía a Jesús...”.

Sábado:  2 Tm 4,1-8 / Sal 71 (70) / Mc 12,38-44

“...no tenía más, y dio todos sus recursos”.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.