guerraMundialWebEl Papa Francisco ha expuesto en varios espacios que estamos en medio de una tercera guerra mundial por etapas. De ahí que aprovechemos este número para conversar con una de las personas que en Cuba dedica gran parte de su tiempo a analizar estas problemáticas. Le solicitamos entonces alguna reflexión personal sobre los problemas globales de nuestro tiempo.

"Los problemas globales, tenemos que aclarar, son situaciones conflictuales que golpean a la humanidad. El Papa Francisco ha hecho hincapié en algunos de ellos como son el hambre, la migración y la guerra. Podemos afirmar que han proliferado debido a la etapa de globalización del sistema en que vivimos; y se agudizan por las grandes contradicciones en los espacios geopolíticos, sobre todo las guerras. Hoy aumenta el subdesarrollo, la desestructuración social, las migraciones y los conflictos, aspectos que se dan en toda la humanidad o en una parte del planeta, por ejemplo, el terrorismo.

"El objetivo fundamental de las grandes potencias es incrementar sus ganancias y extender su poder. Así cobra vigencia la preocupación mayor del Papa Francisco referente al desarrollo de una tercera guerra mundial por etapas. Coincido, en principio, con él, bajo el argumento de que estamos en un momento de transición intersistémica. Es decir, no podemos hablar ahora mismo de bipolaridad, unipolaridad o multipolaridad.

"El otro momento en que sucedió algo parecido fue entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial. En aquella ocasión, las contradicciones entre las potencias llevaron al conflicto armado de 1939 a 1945. Por eso, todos los implicados debemos tratar de esforzarnos por entender y comenzar a pensar, trabajar y movilizarnos en función de la paz. Las guerras cada vez se hacen más violentas y tienen un mayor impacto dentro de la población; provocan un aumento considerable del número de refugiados y una mayor insensibilidad a nivel internacional. Esto se aprecia con mayor énfasis a partir de 2011 con la situación en Libia, Siria e Iraq.

"Indudablemente, si hoy habláramos de una guerra entre las potencias, no estaríamos aludiendo a una guerra mundial. Nos estaríamos refiriendo a una guerra nuclear y las consecuencias para el mundo serían desastrosas.

"Para cerrar quería referirme a la proyección del Papa Francisco sobre la necesidad de que las religiones convivan pacíficamente, lo que considero sumamente importante. Las grandes trasnacionales, escondidas detrás de la industria armamentista, han tratado de reanimar los enfrentamientos de teorización denominados choques de civilizaciones. Así, promueven una campaña mediática donde hacen ver el Islam como sinónimo de terrorismo. Esto ha traído un choque muy fuerte entre lo que se da en el Medio Oriente y el resto del mundo, sobre todo entre el Cristianismo y el Judaísmo. De seguir agudizándose estas contradicciones, podría determinarse el comienzo de la Tercera Guerra Mundial."

Ora con la Palabra

 

Domingo 25 de octubre: XXX del Tiempo Ordinario

 

Mt 22,34-40

“...Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma…”.

Lunes:  Ef 4,32 al 5,8 / Sal 1 / Lc 13,10-17

“...la gente se alegraba por todas las maravillas que hacía”.

Martes:   Ef 5,21-33 / 128 (127) / Lc 13,18-21

“Es semejante a un grano de mostaza…”.

Miércoles:  Ef 2,19-22 / Sal 19 (18) / Lc 6,12-19

“...escogió de entre ellos a doce…”.

Jueves:  Ef 6,10-20 / Sal 144 (143) / Lc 13,31-35

“...al tercer día mi obra quedará consumada”.

Viernes:   Fil 1,1-11 / Sal 111 (110) / Lc 14,1-6

“...tocando al enfermo, lo curó y lo despidió”.

Sábado:  Fil 1,18-26 / Sal 42 (41) / Lc 14,1.7-11

“...el que se humilla será enaltecido”.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.