padrastroWebUna tarde, al llegar a casa presencié una discusión entre un niño y su padrastro. La reacción del pequeño no se hizo esperar: "No me regañes, que tú no eres mi papá". En ese momento pensé: cuán frecuente es esta situación en nuestro país, en que la familia reconstituida es uno de los modelos de mayor prevalencia. Pasadas unas horas llegó a casa un conocido, a quien admiro por sus cualidades de padre. Le comenté el hecho y ¡cuál no sería mi sorpresa cuando me confiesa que su hija mayor no era su hija biológica, pero que a la niña no había quien le dijera que él no era su papá! Como si esto no bastara, dos días después descubro que Frida, mi vecinita de 14 años, no era hija de Norma, quien la tiene desde los 4. ¡Quién lo diría, con tantos desvelos que la he visto pasar! Tales revelaciones no solo devinieron en fuente de esperanza, sino que me pusieron una vez más frente al hecho de que no siempre lo estereotipado responde a la realidad.

Cuando la familia nuclear se rompe, sentimos que estamos ante una situación no del todo deseada. Eso explica que el niño utilice como defensa la conocida frase de "tú no eres mi papá". Esta realidad no puede negar el hecho de que existen padrastros y madrastras que realmente aman a los niños de su pareja y los perciben como propios; que se entregan, se desvelan, y sufren con y por ellos.

En el caso de Norma, ella decía que no sabía si la niña algún día lo valoraría o no, pero que eso no le preocupaba. Aquí aparece otra cuestión: ¿esta entrega es siempre retribuida? Un elemento importante es que los niños necesitan una guía, una orientación, aspecto en el cual el papel del progenitor es fundamental. No es lo mismo asumir la tutela de un niño pequeño, que la de un adolescente o un joven. Los hijos, por lo general, tienen un sentido de pertenencia hacia sus padres, que ven en peligro ante la llegada de un "extraño". El rol que, como punto de unión, los padres desempeñen, será vital, tanto para favorecer dinámicas familiares adecuadas, como para que el niño valore e incorpore estas actitudes.

El tiempo, el interés y la motivación con que el padrastro llegue a esta relación permitirá favorecer o no una buena dinámica familiar. Si la actitud que se asume es la indiferencia, "el niño es problema de su madre", con la equívoca intención de evitar conflictos, se estará renunciando a integrar esta dinámica, generando confrontaciones de mayor intensidad. Lamentablemente, estas actitudes son las más percibidas y asumidas como lo más común, opacando así historias familiares muy hermosas, que no por menos conocidas dejan de ser reales, en las que los hijos pueden llegar a decir lo que con mucho orgullo hoy puedo decir yo: "Ese hombre que me crió... ¡es mi padre!"

Dirige a tus hijos
por el camino correcto,
y cuando sean mayores,
no lo abandonarán.
Proverbios 22:6

Ora con la Palabra

 

Domingo 28 de febrero: II de Cuaresma

 

Mc 9,2-10

“...Este es mi Hijo, el Amado, escúchenlo”.

Lunes:   Dn 9,4b-10 / Sal 79 (78) / Lc 6,36-38

“No juzguen y no serán juzgados…”.

Martes:   Is 1,10.16-20 / Sal 50 (49) / Mt 23,1-12

“...el que se rebaja, será puesto en alto”.

Miércoles:  Jr 18,18-20 / Sal 31 (30) / Mt 20,17-28

“...lo condenarán a muerte”.

Jueves:  Jr 17,5-10 / Sal 1 / Lc 16,19-31

“...no se convencerán”.

Viernes:  Gn 37,3-4.12-13.17-28 / Sal 105 (104) / Mt 21,33-43.45-46

“...tuvieron miedo del pueblo…”.

Sábado:  Mq 7,14-15.18-20 / Sal 103 (102) / Lc 15,1-3.11-32

“...estaba perdido y ha sido encontrado”.

INTENCIONES DE ORACIÓN DEL SANTO PADRE

                      PARA MARZO DE 2021

  El Papa nos pide orar por: El Sacramento de la Reconciliación

Recemos para que vivamos el sacramento de la reconciliación

con renovada profundidad, para saborear la infnita misericordia de Dios.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.