Gente-que-salva-vidasHoy Vida Cristiana decidió compartir los testimonios de miembros de la pastoral de la salud de la parroquia Sagrado Corazón de Jesús (Reina). Sirvan estas líneas de aplausos a quienes sienten un llamado especial de Dios para cuidar de los demás.

Modesto Phillips General: En la pastoral de la salud intentamos con nuestras herramientas dar asistencia sanitaria y espiritual a los enfermos de la comunidad y a quien nos necesite. Formamos una verdadera familia. Puedo ilustrar lo que digo con un ejemplo concreto. Hace un tiempo tuvimos la oportunidad de atender a un señor que no pertenecía a nuestra comunidad, pero dada su precaria situación, era alguien que necesitaba urgentemente ayuda. Todos los de la pastoral nos pusimos en función de ayudarlo; tuvo dos operaciones gracias a una gestión que realizamos, lo cuidamos y le dimos seguimiento cuando salió del hospital. Seguimos ayudándolo; verlo mejorar nos hace felices. Sin dudas, ser de esta pastoral requiere de una alta sensibilidad humana. Yo pediría a los hermanos de otras comunidades que no tengan temor a dar el paso para ser parte de un equipo de pastoral de la salud. Es indudable que con cada persona ayudada nuestro espíritu gana una alegría infinita.

Nalda Caridad Gómez: Somos gente dispuesta, sobre todo, a dar amor. Para brindar nuestro servicio nos coordinamos en torno a la parroquia. En ocasiones solicitamos transporte para llevar a hermanos imposibilitados de ir por sus medios al hospital. Los jesuitas y las Hnas. Sociales de nuestra parroquia siempre están dispuestos a colaborar. Para ser de la pastoral de la salud hay que sentir un llamado de Dios en el corazón. Otro proyecto que atendemos desde esta pastoral es el de las personas vulnerables del barrio y los deambulantes de nuestra zona. Aun con problemas personales que atender, veo en este servicio que puede brindar a otras personas una medicina con la capacidad de curar a uno mismo.

Armando Boé Collazo: Yo he sido miembro de la pastoral de la salud y he sido beneficiado por su labor servicial en la comunidad. Sus miembros literalmente me salvaron la vida. En 2017 empecé a sentirme decaído, con una situación de salud crítica, quizás por vergüenza nunca decía que me sentía mal. Pero llegó el momento en que el dolor era tremendo. Con esa patología tuve que ir de urgencia al hospital de Emergencias. Ahí, desde el primer momento fui apoyado por varios hermanos; a todos los llevo en el corazón. Yo no pensaba que mi vida peligrara en ese instante hasta que el Dr. Leandro, también miembro de la pastoral comunitaria y quien me soportó bastantes majaderías, me atendió con paciencia y me ayudó mucho. Mientras yo espiritualmente me sentía morir, ellos con sus cuidados y oración me insuflaron un aliento de vida. Hoy puedo decir que si he podido rebasar mi enfermedad es en gran medida gracias a esta gente que salva vidas.

Ora con la Palabra

 

Domingo 28 de febrero: II de Cuaresma

 

Mc 9,2-10

“...Este es mi Hijo, el Amado, escúchenlo”.

Lunes:   Dn 9,4b-10 / Sal 79 (78) / Lc 6,36-38

“No juzguen y no serán juzgados…”.

Martes:   Is 1,10.16-20 / Sal 50 (49) / Mt 23,1-12

“...el que se rebaja, será puesto en alto”.

Miércoles:  Jr 18,18-20 / Sal 31 (30) / Mt 20,17-28

“...lo condenarán a muerte”.

Jueves:  Jr 17,5-10 / Sal 1 / Lc 16,19-31

“...no se convencerán”.

Viernes:  Gn 37,3-4.12-13.17-28 / Sal 105 (104) / Mt 21,33-43.45-46

“...tuvieron miedo del pueblo…”.

Sábado:  Mq 7,14-15.18-20 / Sal 103 (102) / Lc 15,1-3.11-32

“...estaba perdido y ha sido encontrado”.

INTENCIONES DE ORACIÓN DEL SANTO PADRE

                      PARA MARZO DE 2021

  El Papa nos pide orar por: El Sacramento de la Reconciliación

Recemos para que vivamos el sacramento de la reconciliación

con renovada profundidad, para saborear la infnita misericordia de Dios.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.