Semana-santa-en-el-Cine-FI

 

La vida de Jesús, y en particular el relato de su pasión, muerte y resurrección, ha sido tema predilecto del cine desde sus mismos inicios. La película francesa La pasión de Cristo(Passion du Christ) fue dirigida por el inventor y cineasta francés Albert “Lear” Kirchner en 1897, apenas dos años después de la primera exhibición cinematográfica de la historia. Realizada en París por encargo de la editorial católica La Bonne Presse, aquella primera película sobre la historia de Jesús constaba de doce escenas y tenía una duración de 5 minutos, pero fue exhibida en muchos lugares y despertó gran interés por la presentación de Jesucristo en el naciente medio.

No pasó mucho tiempo antes de que los hermanos Lumière, reconocidos como los inventores del cine, decidieran producir su propia versión, que llamaron Vida y pasión de Jesucristo(La Vie et la Passion de Jésus-Christ). Al igual que la película de Lear, la de los Lumière era una serie de escenificaciones estáticas, trece en este caso, que representaban momentos aislados de la narración evangélica, sin una continuidad, pero claramente reconocibles por referencia al relato bíblico. Fue filmada en una aldea de la actual República Checa, durante las representaciones de la Pasión que se hacían allí, como en muchos otros lugares de Europa.

Es especialmente famosa la que se realiza desde 1634 en la aldea de Oberammergau, en  Baviera, en cumplimiento de una promesa hecha por el pueblo durante la epidemia de peste bubónica que asoló a Europa. Hoy se celebra cada 10 años. Son expresiones vibrantes de la fe popular católica, que tiene a la Semana Santa y en especial el Triduo Pascual como un tiempo solemne de oración y reflexión.

En Cuba se recuerdan las impresionantes escenificaciones de la Pasión que se hacían cada año en Semana Santa en Güines, actualmente en la provincia de Mayabeque. En ellas participaba de una forma u otra prácticamente todo el pueblo, con los propios pobladores convertidos en actores y extras, gran despliegue de decorados y vestuarios y, sobre todo, con gran respeto y devoción.

Durante los poco más de 120 años desde la invención del cine y la realización de aquellas primeras películas sobre la Pasión, se han producido muchas otras de muy variada calidad cinematográfica y muy diverso enfoque en su acercamiento al mensaje evangélico. No pocas de ellas pueden ayudarnos a meditar y orar los misterios de la Pasión del Señor durante la Semana Santa. El año pasado, a solicitud de la Iglesia, la televisión cubana exhibió la impactante La Pasión de Cristo, de Mel Gibson, pero hay otras también muy buenas. Quiera Dios que ese precedente logre continuidad y tengamos ocasión de ver en nuestra TV, al menos en cada Semana Santa, alguna buena película sobre el mensaje, siempre benéfico y siempre actual, de la redención que nos alcanzara con su pasión, muerte y resurrección, Jesús de Nazaret.

Ora con la Palabra

 

Domingo 31 de mayo: Solemnidad de Pentecostés

 

Jn 20,19-23

“...sopló sobre ellos y les dijo: Reciban el Espíritu Santo...”.

Lunes: Santa María, Madre la Iglesia
 
Hch 1,12-14 / Interl. Jdt 13,18bcde.19 / Jn 19,25-27

“..ánimo, yo he vencido al mundo”.

Martes:  2 P 3,12-15a. 17-18 / Sal 90 (89) / Mc 12,13-17

“...a Dios, lo que corresponde a Dios”.

Miércoles:  2 Tim 1,1-3.6-12 / Sal 123 (122) / Mc 12,18-27

“...no es un Dios de muertos, sino de vivos”.

Jueves: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote 
Gn 14,18-20 / Sal 110 (109,1.2.3.4) /1 Co 11,23-26 / Lc 9,11b-17

“Todos comieron hasta saciarse”.

Viernes:  2 Tim 3,10-17 / Sal 119 (118) / Mc 12,35-37

“Mucha gente acudía a Jesús...”.

Sábado:  2 Tm 4,1-8 / Sal 71 (70) / Mc 12,38-44

“...no tenía más, y dio todos sus recursos”.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.