Cuba-2020Hoy Vida Cristiana conversa sobre nuestra realidad social con tres jóvenes a quienes califcamos como “jugadores de Grandes Ligas”: Eloy Viera, abogado y columnista de El Toque, que acompañó con acierto lo relacionado con el referéndum constitucional; Johan Moya, licenciado en teología y miembro del Consejo de Redacción de Espacio Laical, de los primeros en anunciar el auge del fundamentalismo religioso en  Cuba; y Ángel Marcelo, coordinador de InCuba Empresa, del Centro Loyola-Reina, y analista económico,  quien vaticinó la crisis coyuntural de octubre. A ellos les lanzamos esta recta de 90 millas, ¿qué le depara  el 2020 a Cuba?

Eloy Viera: El final del 2019 ofrece señales evidentes de que el 2020 no será de pacífcas relaciones entre el Estado y la sociedad civil cubana. La sociedad civil ha demostrado, desde su pluralidad y el uso del Internet, capacidades para aglutinarse y ocupar espacios públicos que anteriormente estuvieron vedados para actores ajenos al Estado. Las reacciones estatales para mitigar esas expresiones no se hicieron esperar. El regreso a la retórica de confrontación entre los gobiernos cubano y norteamericano, que seguirá en 2020, propicia que esos espacios, que parecían ganados por la sociedad civil, se limiten o se  ocupen por organizaciones paraestatales. Estas utilizarán el ordenamiento vigente para capitalizarlos y deslegitimar iniciativas que no sean impulsadas por lo que el propio Estado ha denominado “sociedad civil verdadera”. El 2020 será un año en que el Estado intentará reconocer como sociedad civil solo a aquellas iniciativas, organizaciones y personas que no disputen espacios de influencia o no cuestionen decisiones
gubernamentales.

Ángel Marcelo Rodríguez: La crisis de combustible limitará el traslado de los productos desde puerto a los almacenes comerciales para su distribución en tiendas, hospitales y farmacias, con riesgo de paralizar el consumo de la población. La alternativa ha sido la reaparición del dólar en el mercado para acceder a bienes y cierta liberación de las fuerzas productivas mediante un proceso enrarecido de privatización de algunos servicios a través de cooperativas, lo que devalúa el CUC y el CUP de cara a la calidad de las ofertas en ambas monedas ante su inminente unifcación.

La inversión del gobierno en salud, educación, vivienda, deporte y cultura tenderá a disminuir, pues no existe una política tributaria que permita captar recursos a través de impuestos para la redistribución de la riqueza, sino que ahoga las iniciativas público-privadas.

Johan Moya: De cara al 2020, tomando en cuenta los tiempos de crisis económicas y políticas que se avecinan, el sector religioso en Cuba tendrá una gran responsabilidad espiritual con sus hermanos dentro y fuera de la Isla. En las crisis, la búsqueda de Dios no es opio ni escapismo, sino luz y esperanza. El campo religioso cubano debe ser protagonista de una mayor experiencia de fe transformadora, aunque cuidando de no convertir su acción en pose social o esteticismo ceremonioso. Ha de ser testimonio y ejemplo de la justicia social, sin conformarse con actuar pasivamente como mero espectador ante los problemas. Las fricciones tras las diferencias de criterios son inevitables, pero un verdadero religioso o religiosa siempre hará prevalecer el derecho que tiene la fuerza de sus convicciones en cualquier frontera de la Isla que viva.

Ora con la Palabra

 

Domingo 26 de enero: III del Tiempo Ordinario

 

Mt 4,12-23

“La gente que vivía en la oscuridad ha visto una luz muy grande...”.

Lunes:  2 Sm 5, 1-10 / Sal 89 (88) / Mc 3,22-30

““...se les perdonará todo a los hombres...”.

Martes:  2 Sm 6,12b-15.17-19 / Sal 24 (23) / Mc 3,31-35

“…¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?”.

Miércoles:  2 Sm 7,4-17 / Sal 89 (88) / Mc 4,1-20

“...se les ha dado el misterio del Reino de Dios...”.

Jueves:  2 Sm 7,18-19.24-29 / Sal 132 (131) / Mc 4,21-25

“...al que produce se le dará más...”.

Viernes:  2 Sm 11,1-4ª.5-10ª.13-17 / Sal 51 (50) / Mc 4,26-34

“La tierra da fruto por sí misma...”.

Sábado:  2 Sm 12,1-7ª.10-17 / Sal 51 (50) / Mc 4,35-41

“¿Todavía no tienen fe?”.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.