Apuntes-para-la-educación
Al comenzar el año 1990, la sociedad cubana entra en un período de reconocible crisis económica; en la primera década del 2000 se inicia una etapa de reajustes y cambios que han ido evolucionando hasta la fecha y brindan un rostro diferente en Cuba.

Por su parte, la Iglesia Católica vive, en estos últimos años, una época de replanteamiento de su labor evangelizadora. Así, en noviembre del 2002, la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba crea la Comisión Católica para la Educación.

El Proyecto Educativo de la Iglesia Católica en Cuba (PEIC) se elabora en septiembre de 2011 como respuesta a la inquietud de los obispos de ofrecer un documento que recogiera preocupaciones, motivaciones, objetivos, guías y realidades significativas puestas en marcha dentro de la Iglesia. Asimismo, que iluminara la pedagogía, la teología y la pastoral de nuestra propuesta cristiana. Algunas de las preguntas que nos planteamos en nuestro modelo educativo eclesial cubano son: ¿por qué ofrecer en nuestros espacios educación complementaria, si Cuba tiene cubierto el servicio de educación en su totalidad?, ¿es verdad que ayudamos?, ¿en qué lo hacemos?, ¿a quiénes acompañamos?, ¿qué no están encontrando los estudiantes y las familias en el sistema educativo que los hace acercarse a nuestros centros?

Específicamente la educación no formal o complementaria gana muchos adeptos en todo el mundo y responde a intereses que la escuela no cubre. Su carácter flexible ofrece un abanico de amplias posibilidades y favorece la participación. Algunos de los servicios educativos que brinda la Iglesia son: guarderías, talleres de arte -la cultura cubana ha tenido siempre un valor especial dentro de nuestros proyectos-, cursos de inglés y de otros idiomas (los cuales siempre se llenan, pues los cubanos quieren aprender inglés) y repasos escolares. Estos últimos han sido, muchas veces, el comienzo de los primeros centros.

La educación superior surge como una nueva arista, a la que se han sumado muchos jóvenes, estudiantes o trabajadores, con el deseo de aprender sobre temas novedosos. Esto ha sido favorecido por el prestigio de centros como el de bioética Juan Pablo II, San Juan de Letrán, el Instituto Félix Varela y otros de menores  dimensiones, donde se imparten cursos de teología.

Hoy podemos decir que lo que comenzó pequeño, discreto, con algunos grupos y comunidades, va creciendo. Y lo carismático, de pronto, necesita una institucionalización que lo represente y lo sostenga.

Es verdad que nuestros centros han crecido rápido; por eso es urgente no perder de vista estos cuatro puntos que aquí les comparto: educar para la convivencia; ser centros de contraste, que fomentan la cultura del cuidado; acompañar a los profesores y colaboradores; ser lugares de puertas abiertas, bienvenida y acogida. La Iglesia ya no se limita a ser un espacio sacramental y se ha convertido en un servicio ampliado; consciente de la fuerza que tiene un rostro acogedor, que ofrece propuestas diferentes, de humanización, y un trato evangélico.

Ora con la Palabra

 

Domingo 24 de noviembre: Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo

 

Lc 23,35-43

“...Jesús, acuérdate de mí cuando entres en tu Reino”.

Lunes: Dn 1,1-6.8-20 / Interl. Dn 3,52-56 / Lc 21,1-4

“...ha echado todo lo que tenía para vivir”

Martes:  Dn 2,31-45 / Interl. Dn 3,57-61 / Lc 21,5-11

“...Estén sobre aviso y no se dejen engañar...”.

Miércoles:  Dn 5,1-6.13-14.16-17.23-28 / Interl. Dn 3,62-67 /Lc 21, 12-19

“Manténganse frmes y se salvarán”.

Jueves:  Dn 6,12-28 / Interl. Dn 3,68-74 / Lc 21,20-28

“...verán al Hijo del Hombre venir en la nube...”.

Viernes:  Dn 7,2-14 / Interl. Dn 3,75-81 / Lc 21,29-33

“...mis palabras no pasarán”.

Sábado:  Rm 10,9-10 / Sal 19 (18) / Mt 4,18-22

“...dejaron la barca y a su padre y lo siguieron”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín