Creatividad
Las técnicas más usuales en la educación se inclinan hacia el desarrollo del pensamiento convergente, o sea, a un problema determinado se le da una solución específca. Esto puede atentar contra el desarrollo de la capacidad creativa e incluso ocasionar frustraciones en algunos niños que no sean capaces de seguir lo que se les está exigiendo. Por ende, es necesario el desarrollo del pensamiento divergente, donde se busca una variedad de ideas tanto en los problemas como en sus respectivas soluciones.

La creatividad es una característica inherente al ser humano, susceptible de ser estimulada por el entorno familiar y social del niño. Como incentivo de este proceso en edades tempranas se encuentra el juego, que como recurso creador y bajo la supervisión de un adulto, puede desarrollar, según la temática, la imaginación, la observación, el razonamiento y la capacidad de comprensión y expresión, entre otros factores que contribuyen a su formación integral.

Hoy en día los niños debutan en el ámbito educacional con un proceso temprano de estimulación, por lo que incorporan el desarrollo tecnológico rápidamente, tanto en sus juegos como en su forma de aprender. Podríamos asumir que desde edades tempranas los juegos electrónicos desempeñan un papel relevante en los espacios recreativos, a pesar de que en muchas ocasiones existe hacia ellos una actitud negativa debido a su desconocimiento y a una experiencia escasa o nula en informática, así como a la información
sensacionalista y poco objetiva, que muchas veces poseen algunos sectores de la opinión pública. Sin embargo, no solo los juegos  electrónicos son los que frecuentemente sufren de prejuicios como actividad creativa; también se incluyen ciertos tipos de bailes modernos que, más allá de ser una expresión artística, son considerados como un acto “morboso o vulgar”.

Nuestra sociedad está inmersa en nacientes géneros musicales que pueden tener aspectos que resalten la fgura femenina como objeto sexual e incluso afrmen la violencia como algo “normal”. Estas nuevas formas de expresión son acompañadas con bailes que sobrepasan algunas normas sociales e incluso pueden llegar a trasladar expresiones íntimas a un espacio colectivo. Es necesario por parte de los  adultos responsables negociar con sus niños qué temáticas de juegos electrónicos son adecuadas para ellos y cuánto tiempo dedicar a esta actividad. Conocer qué tipo de música preferen, a pesar de la fuerte influencia que tienen algunos géneros en nuestros infantes, evitaría que algunas expresiones a la hora de bailar sean sexualizadas a tan temprana edad.

La comunicación sería la vía para conocer e incentivar una creatividad sana en nuestros niños, porque siempre debemos saber qué  actividades les gusta desarrollar y cómo estas se realizan en su entorno y en infantes de edades similares. Potenciar la creatividad en los más pequeños de casa forma parte de nuestras tareas familiares; soñemos con ellos y dejémoslos crear.

Ora con la Palabra

 

Domingo 18 de abril: III de Pascua

 

Lc 24,35-48

“...debe proclamarse en su nombre el arrepentimiento y el perdón...”.

Lunes:   Hch 6,8-15 / Sal 119 (118) / Jn 6,22-29

“...Él ha sido marcado con el sello del Padre”.

Martes:   Hch 7,51al 8,1 / Sal 31 (30) / Jn 6,30-35

“...Yo soy el pan de vida”.

Miércoles:  Hch 8,1-8 / Sal 66 (65) / Jn 6,35-40

“...yo lo resucitaré en el ultimo día”.

Jueves:   Hch 8,26-40 / Sal 66 (65) / Jn 6,44-51

“Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo”.

Viernes:   Hch 9,1-20 / Sal 117 (116) / Jn 6,52-59

“El que coma este pan vivirá para siempre”.

Sábado:  Hch 9,31-42 / Sal 116 (115) / Jn 6,60-69

“...nadie puede venir a mí si no lo concede el Padre”.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.