mayoFrancesWebMi generación conoce poco de 1968, pero les puedo decir que ha sido el año en que mayor protagonismo ha cobrado la sociedad civil en toda la historia. Hace 50 años en Europa se alzó una voz, el “Mayo Francés”, acontecimiento en el que los jóvenes ocuparon la escena social y salieron a modificar las estructuras de un poder que, sin ser dictatorial, ejercía un control totalitario. Su movimiento logró remover incluso a los más ortodoxos defensores de la sociedad de consumo, la misma que juega hoy con el futuro de nuestra casa común.

Los mexicanos nunca olvidarán ese año, porque sus sectores más oprimidos se rebelaron contra el cinturón de pobreza que los amarraba.  La “Matanza de Tlatelolco” fue un crimen de lesa humanidad, autorizado por el gobierno de turno. Los centenares de jóvenes que murieron aún claman por justicia; nadie ha pagado por sus vidas. Pero ¿qué vamos a esperar de un sistema que a 50 años de aquel suceso vuelve a ser testigo de otro genocidio: el de los estudiantes secuestrados y descuartizados en Ayotzinapa, aún sin esclarecimiento?

Dos potencias socialistas también protagonizaron momentos muy oscuros. En China se vivió con mucho miedo la “Revolución Cultural”. El líder histórico, Mao Zedong, utilizó a los estudiantes para convertirlos en sus guardias rojos, un escuadrón de la muerte dedicado a cazar a quien disintiera de su mandato. Esto costó millones de vidas y la supresión de cualquier vestigio de democracia.

La Unión Soviética fue también protagonista ese año. En un ambiente de “guerra fría”, uno de los países cercanos a su órbita, Checoslovaquia, decide cambiar el manual oficial y pelear por un socialismo autóctono, con varios partidos políticos, derecho a huelga y mayor libertad de expresión en los medios. Este hecho quedará etiquetado como la “Primavera de Praga” y costó a los checos una invasión frontal por los integrantes del “Pacto de Varsovia” de conjunto con la URSS. Nada, que todo el que le haga sombra a un hegemón… 
                       
Para Estados Unidos, los 12 meses de 1968 tuvieron un sentido atípico  Primero hubo un estruendoso movimiento civil que planteó lucha contra la Guerra de Vietnam. También se produjo un recalentamiento de las protestas contra el racismo; no podemos obviar el asesinato de muchos negros, como el líder bautista Martin Luther King. Surge así un sistema de lucha contra-cultural, con una representación más amplia que los conocidos hippies. Con posterioridad, su plataforma de batalla será la base de los movimientos anti-nucleares, feministas y ecologistas.

Han pasado cinco décadas, pero hoy cualquiera de aquellos activistas sociales pudiera levantar de nuevo su bandera para salir a protestar contra los poderosos círculos de poder vinculados a la mortífera industria armamentista y a los representantes de los grupos terroristas. Los cristianos tenemos en Jesús un paradigma de luchador por la verdad y la justicia que se hace presente en todo momento.

Ora con la Palabra

 

Domingo 24 de noviembre: Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo

 

Lc 23,35-43

“...Jesús, acuérdate de mí cuando entres en tu Reino”.

Lunes: Dn 1,1-6.8-20 / Interl. Dn 3,52-56 / Lc 21,1-4

“...ha echado todo lo que tenía para vivir”

Martes:  Dn 2,31-45 / Interl. Dn 3,57-61 / Lc 21,5-11

“...Estén sobre aviso y no se dejen engañar...”.

Miércoles:  Dn 5,1-6.13-14.16-17.23-28 / Interl. Dn 3,62-67 /Lc 21, 12-19

“Manténganse frmes y se salvarán”.

Jueves:  Dn 6,12-28 / Interl. Dn 3,68-74 / Lc 21,20-28

“...verán al Hijo del Hombre venir en la nube...”.

Viernes:  Dn 7,2-14 / Interl. Dn 3,75-81 / Lc 21,29-33

“...mis palabras no pasarán”.

Sábado:  Rm 10,9-10 / Sal 19 (18) / Mt 4,18-22

“...dejaron la barca y a su padre y lo siguieron”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín