Economia-social-y-solidaria“Quisiera recordar a todos, en especial a los gobernantes que se ocupan en dar un aspecto renovado al orden económico y social del mundo, que el primer capital que se ha de salvaguardar y valorar es el hombre, la persona en su integridad: «Pues el hombre es el autor, el centro y el fn de toda la vida económicosocial» […]” (Benedicto XVI, Caritas In Veritate).

Este es un llamado que se ajusta a la necesidad de una refundación antropológica y moral de la economía, que la haga evolucionar hacia un sistema más adecuado para las personas, sin tener que renunciar a los valores y a las conquistas del mercado en términos de libertad individual y de igualdad.

No son pocos los que han detectado esta necesidad. Dentro de ese grupo está la alternativa de la Economía Social y Solidaria (ESS), que propone un ser humano como sujeto y fin de la actividad económica, en la que se establezca una relación dinámica y equilibrada entre sociedad, Estado y mercado; siempre en armonía con la naturaleza y con el objetivo de garantizar la producción de las condiciones materiales e inmateriales que posibiliten el buen vivir (J.L. Coraggio,
Economía social y solidaria).

Para hacer frente al paradigma económico clásico, la ESS establece para su funcionamiento seis principios fundamentales: equidad, trabajo, sostenibilidad ambiental, cooperación, “sin fnes lucrativos”, y compromiso con el entorno. El respeto por la dignidad de la persona humana es fundamento para su teorización e implementación, permitiendo reconocer sus necesidades y valores, considerada como ser viviente, cultural, histórico, social y trascendente, hijo de Dios y co- creador del mundo.

Entre las organizaciones que la conforman se encuentran las cooperativas, las sociedades laborales, asociaciones mutuales, empresas de inserción social, centros de empleos, fundaciones, y otras. Debe agregarse que la diferencia esencial con la economía clásica radica en que prioriza a la persona y su trabajo y no el capital. Pero, es obvio que para su implementación y desarrollo se necesite libertad, democracia y voluntad política certera. Estos son tres ingredientes para cualquier propuesta económica diseñada para el bienestar del pueblo.

Entre los benefcios de la ESS, habría que resaltar que proporciona una visión del desarrollo local que regenera y desarrolla áreas particulares mediante la creación de empleo, la movilización de recursos locales, la gestión de riesgos para la comunidad y la retención y reinversión de los excedentes. Puede resultar útil para ampliar la estructura de una economía y un mercado laboral locales y para responder a necesidades no cubiertas con varios bienes y servicios. Puede contribuir a la construcción de la confanza y de la cohesión social y desempeñar un papel importante en la gobernanza local participativa.

Ora con la Palabra

 

Domingo 25 de octubre: XXX del Tiempo Ordinario

 

Mt 22,34-40

“...Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma…”.

Lunes:  Ef 4,32 al 5,8 / Sal 1 / Lc 13,10-17

“...la gente se alegraba por todas las maravillas que hacía”.

Martes:   Ef 5,21-33 / 128 (127) / Lc 13,18-21

“Es semejante a un grano de mostaza…”.

Miércoles:  Ef 2,19-22 / Sal 19 (18) / Lc 6,12-19

“...escogió de entre ellos a doce…”.

Jueves:  Ef 6,10-20 / Sal 144 (143) / Lc 13,31-35

“...al tercer día mi obra quedará consumada”.

Viernes:   Fil 1,1-11 / Sal 111 (110) / Lc 14,1-6

“...tocando al enfermo, lo curó y lo despidió”.

Sábado:  Fil 1,18-26 / Sal 42 (41) / Lc 14,1.7-11

“...el que se humilla será enaltecido”.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.