Catequesis2“La web y las redes sociales han creado una nueva manera de comunicarse y de vincularse, y son una plaza en la que los jóvenes pasan mucho tiempo y se encuentran fácilmente. (…) En numerosos países, web y redes sociales representan un lugar irrenunciable para llegar a los jóvenes e implicarlos, incluso en iniciativas y actividades pastorales.” (Christus Vivit, 87)

En la Exhortación Apostólica Postsinodal
Christus Vivit (Cristo Vive), dedicada principalmente a los jóvenes, el Papa Francisco recoge una valoración de la web y las redes sociales, tanto en sus aspectos positivos como  negativos, e insta a la Iglesia a descubrir la enorme potencialidad que poseen estos espacios como lugares donde encontrarse
con los jóvenes.

En efecto, no se trata de absolutizar el espacio digital como si fuese el único, sino más bien de aceptar su existencia y relevancia, y atrevernos a entrar, como Iglesia, en esas plazas donde también puede y debe ser anunciado el Evangelio. En este empeño, conviene recordar que el encuentro con Cristo y la Iglesia es un encuentro personal que trasciende necesariamente el espacio digital, pero que puede servirse del mismo: para la evangelización y la formación permanente, para la participación de la Iglesia, tanto a través de sus laicos como de sus ministros, en los debates concernientes a las realidades sociales, o para la promoción de iniciativas caritativas, culturales, deportivas y actividad pastoral en general. Se trata, en defnitiva, de estar donde están las personas, de buscarlas allí donde se reúnen, de ir a su encuentro. La reciente pandemia demostró, además, que este espacio puede ser útil incluso para la oración en común, que no se agotó en las transmisiones de la Eucaristía, sino que abarcó grupos de oración e iniciativas muy diversas para mantener el sentido de comunión aun ante las situaciones de aislamiento.

De manera especial, se destacan la evangelización y la formación permanente de los jóvenes, las “CateTICs”, como las llaman algunos. Tanto las iniciativas nacidas dentro de alguna pastoral eclesial, obispado o parroquia, como las muchísimas nacidas entre los mismos laicos, intentan dar hoy en Cuba un rostro fresco al mensaje evangélico en el espacio virtual. La combinación de imágenes vistosas con textos breves en Facebook e Instagram, junto al surgimiento de retos como medio de participación, la proliferación de grupos de WhatsApp para debates sobre temas morales o de formación cristiana, incluso algunas experiencias en Youtube, demuestran funcionar muy bien, aun teniendo en cuenta las limitaciones de conexión en Cuba.

Apoyar, incentivar y fomentar las iniciativas laicales en redes sociales, y tal vez lograr una mayor presencia institucional -por ejemplo, de nuestros obispos- de todos los obispados y de la Conferencia en estos espacios, se muestra como necesario para el futuro de la Iglesia en Cuba.

Ora con la Palabra

 

Domingo 21 de febrero: I de Cuaresma

 

Mc 1,12-15

“Renuncien a su mal camino y crean en la Buena Noticia”.span>

Lunes:   1 P 5,1-4 / Sal 23 (22) / Mt 16,13-19

“...lo que ates en la tierra quedará atado en el Cielo…”

Martes:   Is 55,10-11 / Sal 34 (33) / Mt 6,7-15

“...su Padre ya sabe lo que necesitan”.

Miércoles:  Jon 3,1-10 / Sal 51 (50) / Lc 11, 29-32

“...el Hijo del Hombre será una señal…”.

Jueves:  Est 14,1.3-5.12-14 / Sal 138 (137) / Mt 7, 7-12

“Pidan y se les dará; busquen y hallarán…”.

Viernes:  Ez 18,21-28 / Sal 130 (129) / Mt 5, 20-26

“..no saldrás de allí hasta que hayas pagado…”.

Sábado:  Dt 26,16-19 / Sal 119 (118) / Mt 5, 43-48

“...Amen a sus enemigos…”

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.