conversandoWebTanto la discusión como el diálogo son series de enunciados significativos que expresan la manera de pensar y actuar y/o las circunstancias identificadas con cierto asunto, medio o grupo. Pero entre esos dos tipos de discurso hay diferencias.

La palabra "discusión" viene del verbo latino discútere, que significa "tumbar", "romper", sacudir", y desde ahí "apartar", "examinar". Por eso, la lógica de la discusión no es como la del diálogo. En la discusión, una parte intenta sobreponerse a la otra. Hay vencedores y perdedores. Los implicados no son participativos, ya que cada uno de antemano ha establecido su propia pauta de referencia para resolver el problema. Por eso, las personas que discuten dejan de rastrear la realidad y simplemente continúan hablando.

Ya en el diálogo, el discurso tiene otras características. Podemos considerar que el significado esencial contenido en el término diálogo tiene que ver con la idea de "pasar" o "moverse a través" (diá). En el diálogo, pues, se da un flujo libre de significado (lógos) entre las personas, como un arroyo que fluye entre dos orillas. Por lo tanto, por medio del discurso dialógico, un grupo tiene acceso a una mayor "reserva de significado común", a la cual no podría haber tenido acceso individualmente. Así, lo que hace el todo es organizar las partes, en vez de tratar de amalgamarlas.

El propósito de un diálogo consiste, pues, en trascender, ir más allá de la comprensión de un solo individuo. En un diálogo, no se intenta ganar. Si se dialoga correctamente, todos los involucrados ganan con ello. Los individuos obtienen una comprensión a la que no podrían llegar individualmente con el simple empleo de sus esfuerzos, capacidades y conocimientos personales. Una nueva clase de "mente" comienza a cobrar existencia, la cual se basa en el desarrollo de un significado común entre los dialogantes. Los individuos ponen entre paréntesis sus supuestos y activan la escucha. Así, las personas involucradas en el diálogo ya no están primordialmente en oposición, y tampoco se puede decir que estén solo interactuando, sino que participan de esta reserva de significado común que es capaz de un desarrollo y un cambio constante.

En el diálogo, se exploran asuntos complejos y dificultosos desde varios puntos de vista. El resultado es una exploración libre que permite aflorar la plena profundidad de la experiencia y el pensamiento de las personas y, sin embargo, puede trascender esas perspectivas individuales. De cierta manera, el propósito del diálogo consiste en revelar la incoherencia de nuestro pensamiento.

Ora con la Palabra

 

Domingo 28 de febrero: II de Cuaresma

 

Mc 9,2-10

“...Este es mi Hijo, el Amado, escúchenlo”.

Lunes:   Dn 9,4b-10 / Sal 79 (78) / Lc 6,36-38

“No juzguen y no serán juzgados…”.

Martes:   Is 1,10.16-20 / Sal 50 (49) / Mt 23,1-12

“...el que se rebaja, será puesto en alto”.

Miércoles:  Jr 18,18-20 / Sal 31 (30) / Mt 20,17-28

“...lo condenarán a muerte”.

Jueves:  Jr 17,5-10 / Sal 1 / Lc 16,19-31

“...no se convencerán”.

Viernes:  Gn 37,3-4.12-13.17-28 / Sal 105 (104) / Mt 21,33-43.45-46

“...tuvieron miedo del pueblo…”.

Sábado:  Mq 7,14-15.18-20 / Sal 103 (102) / Lc 15,1-3.11-32

“...estaba perdido y ha sido encontrado”.

INTENCIONES DE ORACIÓN DEL SANTO PADRE

                      PARA MARZO DE 2021

  El Papa nos pide orar por: El Sacramento de la Reconciliación

Recemos para que vivamos el sacramento de la reconciliación

con renovada profundidad, para saborear la infnita misericordia de Dios.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.