1241545259778 f

La Iglesia celebra la fiesta de estos apóstoles el 3 de mayo. El origen de la festividad es la dedicación de la basílica consagrada a ellos el año 563.

Felipe era originario de Betsaida de Galilea, como los hermanos Pedro y Andrés, y fue el tercero de los llamados por Jesús, según el evangelio de Juan. Allí se narran tres intervenciones más de Felipe: a propósito de la multiplicación de los panes. Poco después de la entrada de Jesús en Jerusalén; y, al decir Jesús que conocerlo a Él era conocer al Padre, Felipe le dice: “Muéstranos al Padre y esto nos basta”. A lo que Jesús contesta: “Felipe, tanto tiempo que estoy con ustedes y todavía no me conoces. Quien me ha visto a mí, ha visto al Padre” (Jn 14, 7-10).

Su nombre fgura en quinto lugar en las listas de los apóstoles que aparecen en los tres evangelistas sinópticos. Eusebio, historiador de la Iglesia, afrma que Felipe predicó el Evangelio en Frigia y murió en Hierápolis, crucifcado durante la persecución de Domiciano.

A Santiago se le llama “el Menor” para diferenciarlo de “el Mayor”, decapitado por orden de Herodes (Hch 12). Los evangelistas lo llaman “hijo de Alfeo”; y Pablo lo llama “hermano del Señor” (Gá 1, 19). En la Biblia se llama “hermanos” a los que provienen de un mismo abuelo: primos, tíos y sobrinos. Probablemente Santiago era primo de Jesús y fue el primero que rigió la Iglesia de Jerusalén.
En el Concilio de Jerusalén fue quien dijo la palabra conclusiva (Hch 15, 13 s.).

San Pablo cuenta que la primera vez que subió a Jerusalén, tras su conversión, fue a visitar a Pedro y no vio a otro apóstol que a Santiago. Y en Gálatas dice: “Santiago es, junto con Juan y Pedro, una de las columnas principales de la Iglesia”. A él pertenece la redacción de la carta que lleva su nombre.

Hegesipo, historiador del siglo ii, dice: “Santiago era llamado el Santo”. Muchísimos judíos creyeron en Jesús movidos por las palabras y el buen ejemplo de nuestro apóstol. Por eso Anás II y los jefes de los judíos, en día de gran festa, le dijeron: “Te rogamos que, ya que el pueblo siente por ti gran admiración, te presentes ante la multitud y les digas que Jesús no es el Mesías”. Pero lo dicho por Santiago fue: “Jesús es el enviado de Dios para salvación de los que quieran salvarse. Y lo veremos un día sobre las nubes, sentado a la derecha de Dios”. Los jefes de los sacerdotes se llenaron de ira y decían: “Si este hombre sigue hablando, todos los judíos se van a hacer seguidores de Jesús”. Y lo llevaron a la parte más alta del templo y lo echaron al precipicio. El historiador Flavio Josefo dice que a Jerusalén le llegaron grandes castigos por haber asesinado a Santiago, que era considerado el hombre más santo de su tiempo.

Ora con la Palabra

 

Domingo 26 de junio: XIII del Tiempo Ordinario

 

Lc 9,51-62

“Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén (...) Te seguiré adonde vayas”.

Lunes:   Am 2,6-10.13-16 / Sal 50 (49) / Mt 8,18-22

“Sígueme”

Martes:  Am 3,1-8; 4,11-12 / Sal 5 / Mt 8,23-27

“¿Por qué tienen miedo, hombres de poca fe?”

Miércoles: Hch 12,1-11 / Sal 34 (33) / 2Ti 4,6-8.17-18 / Mt 16,13-19

“Tú eres Pedro, y te daré las llaves del Reino de los cielos”.

Jueves:   Am 7,10-17 / Sal 19 (18) / Mt 9,1-8

“...la gente alababa a Dios, que da a los hombres tal potestad ”

Viernes:  Am 8,4-6.9-12 / Sal 119 (118) / Mt 9,9-13

“No tienen necesidad de médico los sanos... ”

Sábado:  Am 9,11-15 / Sal 85 (84) / Mt 9,14-17

“¿Es que pueden estar tristes los invitados a la boda mientras el novio está con ellos?”

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.