La-prensa-católica

Con el triunfo de la Revolución Cubana y ante el nuevo panorama de los medios de comunicación de la época, como consecuencia de las nacionalizaciones, la Iglesia católica quedó sin espacios para comunicar su mensaje. Sin embargo, el 4 de noviembre 1962, apareció en Sancti Spíritus el primer número de Vida Cristiana, una modesta hoja dominical que se convertiría, con los años, en la publicación católica de mayor tirada en todo el país.También empezaron a llegar algunas revistas católicas extranjeras y se reprodujeron algunos documentos del Concilio Vaticano II.

Pero, en los 90, el panorama cambió significativamente con el surgimiento de revistas y boletines en las diócesis, a partir de un nuevo escenario nacional mediado por los azotes del Período Especial como consecuencia de la debacle de la Unión Soviética. También en esta etapa crecieron otros espacios para manifestar las preocupaciones intelectuales de diferentes figuras del campo académico, literario, artístico y religioso. Esto era síntoma de que el sistema político trataba de construir su predominio con un necesario consenso, aunque no fuera precisamente desde las páginas de los medios oficialistas, dentro del sistema de comunicación institucional cubano.

Asimismo, el aumento paulatino de publicaciones dentro de la Iglesia corresponde a un proceso de incremento religioso en todo el país. A este contexto hay que añadir que, en 1992, año del V Centenario de la Evangelización, también se da la Reforma Constitucional en Cuba, que liquidó el ateísmo estructural y abrió un horizonte político inédito tanto para la Iglesia como para el Gobierno: aprender a convivir en los marcos constitucionales de un Estado laico.

Posteriormente, se fueron sistematizando otros espacios comunicativos como la presencia de los obispos en las cadenas provinciales de radio en fechas significativas o celebraciones importantes en el año litúrgico, así como la transmisión televisada de alocuciones ocasionales y celebraciones relevantes de la Iglesia en Cuba y el mundo.

En la primera década del presente siglo, el cúmulo de medios eclesiales era bastante amplio en comparación con fechas precedentes. Dos hechos han resultado significativos: varias publicaciones han logrado una alta calidad de impresión e impacto en las redes sociales, y los laicos han alcanzado un papel protagónico en ellas.

Además de incluir temas netamente religiosos, algunos de estos medios eclesiales presentan un variado contenido temático en artículos, comentarios, reseñas y reportajes -entre otros géneros periodísticos- sobre asuntos socioeconómicos, científicos, deportivos, histórico-sociales y culturales. Estos últimos, muy identificados con las costumbres, tradiciones y devenir histórico de la nación cubana, lo que propicia que puedan llegar a un mayor público fuera del ámbito cristiano, más interesado en un enfoque distinto de la realidad.

Los medios dentro de la Iglesia no solo fueron creados para impulsar una nueva evangelización en la realidad cubana, distinta en sus formas y métodos; sino también, desde el prisma de la Doctrina Social de la Iglesia, para ofrecer testimonios de fe y promover opiniones e ideas sobre los signos y señales del variopinto panorama social del país.

Ora con la Palabra

 

Domingo 12 de septiembre: XXIV del Tiempo Ordinario

 

Mc 8,27-35

“...El que quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, tome su cruz y me siga”

Lunes:  1 Tm 2,1-8 / Sal 28 (27) / Lc 7,1-10

“Al oír estas palabras, Jesús quedo admirado…”

Martes: Exaltación de la Santa Cruz
 
Nm 21,4b-9 o Fil 2,6-11 / Sal 78 (77) / Jn 3,13-17

“¡Así amó Dios al mundo! Le dio al Hijo Único…”

Miércoles:   1 Tm 3,14-16 / Sal 111 (110) / Lc 7,31-35

“...la reconocen en su manera de actuar”

Jueves:   1 Tm 4,12-16 / Sal 111 (110) / Lc 7,36-50

“...Tu fe te ha salvado, vete en paz”

Viernes:   1 Tm 6,2c-12 / Sal 49 (48) / Lc 8,1-3

“...iba recorriendo ciudades y aldeas predicando…”

Sábado:   1 Tm 6,13-16 / Sal 100 (99) / Lc 8,4-15

“...la guardan y, perseverando, dan fruto”

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.