Hospital-de-San-Lazaro-1917

Corría 1681 cuando Pedro Alegre, un vecino de La Habana, donó unos terrenos en la “Caleta de Juan Guillén” para construir un modesto hospital a los enfermos de lepra que deambulaban en la villa; otros aportaron el capital. Se logró una construcción rústica que fue destruida por un temporal en 1712.

En 1714, el Pbro. Juan Pérez de Silva y el doctor Francisco Teneza, solicitaron al Rey construir un nuevo lazareto. Este dictó: “He resuelto (…) que bajo la misma planta, reglas y privilegios (…) para el hospital de San Lázaro de la ciudad de Cartagena, se haga precisamente la fundación del de La Habana (…) le concedo el derecho de anclaje de los bageles (
sic), que entraren en aquel puerto (…) y goce los privilegios concedidos al de San Lázaro de Sevilla”. Aportó 2000 pesos y 100 de renta extras al año para su misión.

El soberano nunca estuvo en La Habana, ni en Cartagena y no tenía una verdadera noción de lo que había dictado. El 13 de mayo de 1746 nació un hospital sobredimensionado, de dos sólidos y ventilados niveles, patios interiores, corredores amplios y áreas separadas por sexos; ocupó toda una manzana. Contaba con recursos sufcientes por disposición real para atender a los enfermos. Su consolidación final ocurrió en 1781.

En el siglo XIX, aparte de los privilegios reales dispensados, poseía un tejar, una carpintería y huerta propia que le propiciaban ingresos extras. Durante la epidemia de cólera morbus de 1833 no se reportó ningún caso de contagio en él. En 1846 el ciclón San Francisco de Borja afectó severamente su estructura, pero se restableció rápidamente. Juan Martín Leiseca afirmó: “(…) desde 1847 había llegado a la Habana el P. Claret C.M. con algunos religiosos y 18 Hijas de la Caridad, haciéndose cargo inmediatamente del servicio del Hospital de San Lázaro”.

En la República, el hospital pasó a la “Junta de Sanidad”. La Habana crecía al oeste y se dragó la caleta homónima en 1916; la manzana del “Lazareto” se valorizó. Las autoridades, tras prebendas económicas, promovieron su traslado para la fnca “Dos hermanos” en “El Rincón”. Hubo protestas, pero se concretó el traslado de los enfermos para El Mariel, mientras se concluyera el nuevo leprosorio y se demolió, aún en buen estado, la edifcación. Terminaba así una historia de 135 años. No fue el fuego, sino los intereses de la época que acabaron con el antiguo “Hospital de San Lázaro”.

El 26 de febrero de 1917, sin estar terminado el nuevo leprosorio, llegaron los primeros enfermos. En julio se aprobó la Ley 31, le cedieron algunos recursos y se efectuaron varias reformas hasta enero de 1959. Hoy el Hospital Especializado Dermatológico Guillermo Fernández Hernández-Baquero es una muestra de interacción entre Salud Pública e Iglesia católica. Se han alcanzado grandes logros, pero las flores del lugar siguen siendo las “Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl”, que día a día se entregan con devoción a sus labores.

Ora con la Palabra

 

Domingo 28 de febrero: II de Cuaresma

 

Mc 9,2-10

“...Este es mi Hijo, el Amado, escúchenlo”.

Lunes:   Dn 9,4b-10 / Sal 79 (78) / Lc 6,36-38

“No juzguen y no serán juzgados…”.

Martes:   Is 1,10.16-20 / Sal 50 (49) / Mt 23,1-12

“...el que se rebaja, será puesto en alto”.

Miércoles:  Jr 18,18-20 / Sal 31 (30) / Mt 20,17-28

“...lo condenarán a muerte”.

Jueves:  Jr 17,5-10 / Sal 1 / Lc 16,19-31

“...no se convencerán”.

Viernes:  Gn 37,3-4.12-13.17-28 / Sal 105 (104) / Mt 21,33-43.45-46

“...tuvieron miedo del pueblo…”.

Sábado:  Mq 7,14-15.18-20 / Sal 103 (102) / Lc 15,1-3.11-32

“...estaba perdido y ha sido encontrado”.

INTENCIONES DE ORACIÓN DEL SANTO PADRE

                      PARA MARZO DE 2021

  El Papa nos pide orar por: El Sacramento de la Reconciliación

Recemos para que vivamos el sacramento de la reconciliación

con renovada profundidad, para saborear la infnita misericordia de Dios.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.