Propiedad-intelectual-digitImagina que estás celebrando un aniversario y decidiste ir a uno de los restaurantes más populares del momento. Durante tu estancia en él escuchas una música agradable, observas un video mientras degustas una deliciosa receta típica del chef de la casa; incluso te sorprenden el peculiar diseño del mobiliario y las hermosas pinturas que contienen los cuadros que adornan el local. Quizás hasta continuaste leyendo el libro que hace días comenzaste al hacer la cola para entrar al restaurante.

¿Te has puesto a pensar cuántas creaciones intelectuales te rodean? Las obras literarias y las artísticas -como la música, la pintura, los audiovisuales- son creaciones del intelecto humano y constituyen obras protegidas por el
derecho de autor.

Los diseños de un artículo, los muebles, así como el nombre que identifca al restaurante donde cenaste y con el cual el público reconoce la calidad del servicio allí prestado, conforman otro grupo de creaciones intelectuales protegidas por la
propiedad industrial, que es la que agrupa aquellas creacio nes aplicadas al comercio y a la industria. Como ejemplo de ellas tenemos las marcas, los nombres y lemas comerciales, los emblemas empresariales. Estos son signos distintivos que sirven para que una persona distinga sus productos, sus servicios y la actividad empresarial que desempeña, así como la diferencie de sus similares en el comercio. Ambas categorías, derecho de autor y propiedad industrial, integran la denominada propiedad intelectual. Entonces podríamos decir que nuestra vida gira en torno a la propiedad intelectual y a veces no somos conscientes de ello.

Ser el creador de una obra implica esfuerzo mental, sacrifcio, horas de trabajo y gastos monetarios.Las obras literarias y artísticas, los signos distintivos, los diseños son bienes cuya propiedad hay que respetar. Nadie puede apropiarse de ellos o usarlos sin el consentimiento de su dueño.

La era de la informatización de la sociedad ha propiciado que cualquier persona mediante sus dispositivos móviles tenga al alcance de sus manos una canción, una película, un libro o la imagen de un personaje de dibujos animados. Con la misma rapidez con que puede accederse a estos contenidos, se incurren en actos de apropiación, mutilación o transformación de dichas obras. Es frecuente en nuestros días encontrar productos que no son fabricados por el titular de las marcas que le han colocado a esos artículos, por lo tanto, la calidad de esos productos no es igual a la de los originales y eso denigra la reputación que puede haber adquirido dicha marca. Estos son actos de falsifcación e imitación. También encontramos establecimientos gastronómicos con nombres y logotipos de marcas extranjeras. Todas estas conductas son sancionadas por la Ley. Apropiarse de lo ajeno no es otra cosa que robar y los cristianos debemos cumplir con el mandamiento que nos prohíbe robar.

Estamos llamados a ser creativos, originales, a poner a funcionar nuestras neuronas y a desarrollar nuestro propio intelecto sin aprovecharse del trabajo y el esfuerzo ajeno.

Ora con la Palabra

 
  Domingo 27 de septiembre: XXVI del Tiempo Ordinario

Mt 21,28-32

“...después se arrepintió y fue...”

Lunes:  Jb 1,6-22 / Sal 17 (16) / Lc 9,46-50

“...el más pequeño de ustedes, es el más grande”.

Martes:   Dn 7,9-10.13-14 / Sal 138 (137) / Jn 1,47-51

“...tú eres el Hijo de Dios...”.

Miércoles:  Jb 9,1-12.14-16 / Sal 88 (87) / LC 9,57-62

“...te seguiré a dondequiera que vayas”.

Jueves:  Jb 19,21-27 / Sal 27 (26) / Lc 10,1-12

“...El Reino de Dios ha llegado a ustedes”.

Viernes:   Jb 38,1.12-21;40,33-35 / Sal 139 (138) / Lc 10,13-16

“...rechaza al que me ha enviado”

Sábado:  Jb 42,1-3.5-6.12-16 / Sal 119 (118) / Lc 10,17-24

“...sus nombres están escritos en el Cielo”

INTENCIONES DE ORACIÓN DEL SANTO PADRE

              PARA OCTUBRE DE 2020

El Papa nos pide orar por: La misión de los laicos en la Iglesia

Recemos para que en virtud del bautismo los fieles laicos,

en especial las mujeres,participen más en las instancias de

responsabilidad de la Iglesia.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.