domingoderamosweb

Las películas de la Pasión de Jesús nos muestran escenas impresionantes de la entrada de Jesús en Jerusalén. Es muy probable que la realidad no haya correspondido a estas producciones de Hollywood. Si nos hubieran encargado a nosotros, amantes del show y de la bulla, de este evento, sin duda alguna hubiéramos mejorado el producto final.

De todos los elementos mejorables, el más necesitado de corrección era el modo de transporte. ¡Por Dios! Un burrito. No sabemos a ciencia cierta la estatura de Jesús, pero no puedo imaginar nada menos dignificado que un hombre de estatura normal con las piernas casi tocando el suelo. Como mínimo una carroza. Hasta una procesión a pie rodeado de personas que lucieran importantes, no la caterva de desarrapados que eran su compañía habitual. (Bueno, algunos dirán: esa era la "Compañía de Jesús"...).

La clave para entender el mundo de símbolos que acompañan a Jesús en su entrada en Jerusalén nos la dan las dos palabras que encabezan este espacio: "No temas". Es clave también para acercarnos al misterio tremendo de la Pasión de la cual este domingo es como la antesala.

No tengas miedo, ciudad de Sión. Este Rey tuyo que hace su entrada, no triunfal, sino casi anónima, viene montado en un burrito. No viene acompañado de poderosos ejércitos. No viene precedido del toque de trompetas y tambores. A pesar de las películas sensacionalistas, no son multitudes inmensas las que lo siguen, sino un puñado de fieles seguidores y quizás algunos grupos de curiosos y mirones.

Dentro de muy pocos días, el Rey que entra de esta manera tan humilde va a ser apresado, sometido a todo tipo de ultrajes y maltratos, y por último establecerá su trono en una cruz. No inspirará temor. Será más bien objeto de compasión y de lástima. El Rey triunfará a golpes de debilidad y de solidaridad con los que sufren. Será su amor indefenso el arma invencible que nos enseñará a usar.

Al hacer procesión hoy con los ramos benditos, pedimos la gracia de acompañarlo en su camino hacia la muerte y hacia la Resurrección. "Dolor con Cristo doloroso" es la gracia que pide San Ignacio en sus meditaciones sobre la Pasión en el libro de los Ejercicios Espirituales.

 

Ora con la Palabra

 

Domingo 8 de diciembre: II de Adviento

 

Mt 3,1-12

“...después de mí viene uno con más poder que yo...”.

Lunes: Inmaculada Concepción de la Stma. Virgen María 
Gn 3,9-15.20 / Sal 98 (97) / Ef 1,3-6.11-12 / Lc 1,26-38

“...Alégrate, llena de gracia...”.

Martes:  Is 40,1-11 / Sal 96 (95) / Mt 18,12-14

“...no quieren que se pierda ni tan solo uno...”.

Miércoles:  Is 40,25-31 / Sal 103 (102) / Mt 11,28-30

“...mi yugo es suave y mi carga liviana”.

Jueves: Nuestra Señora de Guadalupe, patrona de América 
Eclo o Sir 24,23-31 / Sal 67 (66) / Lc 1,39-45

“...¡Bendita tú eres entre las mujeres...!”.

Viernes:  Is 48,17-19 / Sal 1 / Mt 11,16-19

“...la sabiduría de Dios no se equivoca...”.

Sábado:  Eclo o Sir 48,1-4.9-11 / Sal 80 (79) / Mt 17,10-13

“...harán sufrir al Hijo del Hombre”.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.