Marcos-121-28

Jesús se halla al inicio de su actividad apostólica. El evangelista Marcos lo presenta a través de sus palabras (enseñanzas, pará- bolas, advertencias, etc.), pero igualmente por medio de sus hechos.

La escena presenta la primera manifestación pública de Jesús en la sinagoga de Cafarnaún, ciudad al norte del lago de Galilea. En medio de una celebración del sábado, Jesús habla a la asamblea. Marcos no indica qué enseña, sino la impresión que causa: habla con autoridad. No de memoria ni retóricamente, mas como quien pone un sello de legitimidad a lo que dice. Enseña lo que sabe, pero lo conoce porque lo vive. Con lo que Dios pone en su corazón, mueve al que escucha.

Marcos destaca la presencia de un hombre que se siente a gusto con las enseñanzas de los levitas y maestros de la Ley, mas en presencia de Jesús, se altera. Lo domina un “espíritu inmundo”, que lo predispone al mal. Se siente amenazado por Jesús y no solo rechaza su enseñanza, sino que cuestiona su misión.

La autoridad con que Jesús enseña se revelará ahora en lo que hace. No se dirige al hombre como un enemigo a vencer o un peligro a esquivar, sino como un hijo de Dios trastornado y enajenado por el principio de maldad que lo habita. Jesús le mueve a recuperar su libertad espiritual, no con un despliegue de poder mágico o mundano, sino con una misericordia lúcida. Se muestra enérgico en su bondad –que pone el bien del otro por encima de todo- y la vuelve más efectiva que el odio y el recelo que habita al sujeto.

A veces la maldad nos agrede desde fuera y nos compele a devolver mal por mal. La agresividad del otro nos lleva a justifcar un comportamiento violento hacia quien nos amenaza o desafía. Soslayamos la misericordia con que el Señor nos trata y optamos por desahogarnos con la agresión al otro. En el proceso, nos olvidamos de nuestra identidad de discípulos.

Como Jesús, enfrentemos el mal desde la verdad, pero con misericordia. Con hechos de amor y solidaridad acerquémonos al que sufre, al enajenado, a los oprimidos por las ideologías, flosofías y hábitos que circulan como moneda de buena ley entre nosotros, aunque son incapaces de curar los males de este mundo. Nos conviene recordar la frase del papa Pablo VI: “El mundo de hoy cree más a los testigos que a los maestros”


ESTE MUNDO PASA
(1 Cor 7, 32-35)
Este mundo fugaz
nos da muchos afanes pasajeros
y no siempre es veraz,
-cónyuges y solteros-,
porque ofrece deleites lisonjeros.
Discierne lo mejor,
y podrás ser feliz en esta vida
sirviendo a tu Señor,
sin tener dividida
el alma cuando busque ser querida.

¿Cuáles son los asuntos
del Señor para estar preocupados?
¿Evitar contrapuntos
y guiños solapados
quienes a él estamos consagrados?
Tendremos ocasión
de ser buenos cristianos y creyentes;
al darle el corazón,
la voluntad, las mentes,
podremos ser sus hijos y sirvientes.

Ora con la Palabra

 

Domingo 28 de febrero: II de Cuaresma

 

Mc 9,2-10

“...Este es mi Hijo, el Amado, escúchenlo”.

Lunes:   Dn 9,4b-10 / Sal 79 (78) / Lc 6,36-38

“No juzguen y no serán juzgados…”.

Martes:   Is 1,10.16-20 / Sal 50 (49) / Mt 23,1-12

“...el que se rebaja, será puesto en alto”.

Miércoles:  Jr 18,18-20 / Sal 31 (30) / Mt 20,17-28

“...lo condenarán a muerte”.

Jueves:  Jr 17,5-10 / Sal 1 / Lc 16,19-31

“...no se convencerán”.

Viernes:  Gn 37,3-4.12-13.17-28 / Sal 105 (104) / Mt 21,33-43.45-46

“...tuvieron miedo del pueblo…”.

Sábado:  Mq 7,14-15.18-20 / Sal 103 (102) / Lc 15,1-3.11-32

“...estaba perdido y ha sido encontrado”.

INTENCIONES DE ORACIÓN DEL SANTO PADRE

                      PARA MARZO DE 2021

  El Papa nos pide orar por: El Sacramento de la Reconciliación

Recemos para que vivamos el sacramento de la reconciliación

con renovada profundidad, para saborear la infnita misericordia de Dios.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.