De la mesa del director

 

Mt-4 12-23

 La tierra de Israel, en tiempos de Jesús, era un territorio tripartito: al sur, Judea, provincia de fe rancia y observancia puntillista de la Ley; al centro, Samaria, tierra de los despreciados por haber corrompido su fe; al norte, Galilea, región fértil y productiva, de religiosidad ambigua.

Jesús, cuyo bautismo y primeros pasos en Judea contemplamos en los domingos precedentes, oye que Juan Bautista ha sido encarcelado y regresa apresuradamente a Galilea. Pero no a las montañas de Nazaret, donde había crecido; se establece en Cafarnaún, pueblo junto al lago de Genesaret. Su presencia en ese pueblo y sus alrededores signifca para Mateo...

Leer más...

Escrito por: P. Benjamín González Buelta, SJ

Jn1 29-34

El evangelista Juan nos habla del bautismo de Jesús que Lucas y Mateo nos narran con detalle. Es uno de los episodios más importantes para Jesús, porque cambiará su vida radicalmente.

Jesús vivía en Nazaret, sin hacer nada extraordinario que llamase la atención. Hasta su taller de carpintero llegó un día el rumor de que Juan estaba bautizando en el Jordán, anunciando un tiempo nuevo. Se sintió estremecido por la noticia y se puso en camino. Allí se encontró con muchas personas inquietas por la situación del país. El pueblo hambriento estaba sometido por el poder y saqueado por los impuestos del Imperio Romano, de los gobernantes judíos y de las autoridades religiosas. Todo parecía cerrado y bajo control, pero el Bautista abría una brecha, la llegada inminente de un Mesías enviado por Dios...

Leer más...

 

Mt-3 13-17

Terminada la Navidad, la liturgia nos lleva a contemplar el bautismo de Jesús, inicio de su vida pública. Deja Nazaret para encontrarse con Juan Bautista, no para relevarlo ni sugerirle que su misión debe terminar. ¿Qué le mueve a bautizarse?

Juan se sorprende de verlo entre pecadores, como uno más: “Soy yo el que necesita que me bautices”. Pero Jesús insiste en escuchar a Dios: “Está bien que cumplamos lo que Dios quiere”. Así indica a Juan el modo de proceder al que se siente llamado, el camino de servicio humilde con que debe complacer al Padre.  El Bautista no maneja los mismos planteamientos ni tiene la  misma claridad; sin embargo, sabe que el que sigue la voluntad de Dios no se extravía, que Jesús es el camino querido por Dios...

Leer más...

Escrito por: P. Alberto García Sánchez, SJ

Jn1 1-18

Nos dice la carta a los Hebreos que Dios habló de muchas maneras a nuestros padres, pero en estos últimos tiempos lo hizo por su Hijo. Dice un refrán que las palabras se las lleva el viento. Dios quería que su palabra definitiva tuviera tal densidad que no pudiera ser olvidada.

El evangelio que escuchamos este domingo es el del prólogo del evangelio de San Juan. Es una mirada que se remonta a la eternidad del mismo Dios. En el principio, dice San Juan, existía la Palabra, que estaba junto a Dios y que era Dios. Es una palabra creadora. Todo fue hecho por ella y nada se sostiene sin ella. En la Palabra había vida y esa vida es la luz que ilumina a todos los seres humanos...

Leer más...

Escrito por: P. Carlos García Carreras, SJ

Mt-3 13-17

Terminada la Navidad, la liturgia nos lleva a contemplar el bautismo de Jesús, inicio de su vida pública. Deja Nazaret para encontrarse con Juan Bautista, no para relevarlo ni sugerirle que su misión debe terminar.¿Qué le mueve a bautizarse?

Juan se sorprende de verlo entre pecadores, como uno más: “Soy yo el que necesita que me bautices”. Pero Jesús insiste en escuchar a Dios: “Está bien que cumplamos lo que Dios quiere”. Así indica a Juan el modo de proceder al que se siente llamado, el camino de servicio humilde con que debe complacer al Padre. El Bautista no maneja los mismos planteamientos ni tiene la misma claridad; sin embargo, sabe que el que sigue la voluntad de Dios no se extravía, que Jesús es el camino querido por Dios.
..

 

Leer más...

 

Mt1 -18-24

A la cuarta semana de Adviento, que empezamos hoy, casi siempre le quitan días. Este año, por obra y gracia del almanaque, la Navidad llegará en tres días, el miércoles 25; pero, en realidad, ya entraremos en esa hermosa etapa del año pasado mañana, en la Nochebuena, cuando volveremos a cantar el Gloria.

El 4º domingo de Adviento es el umbral de la escena del nacimiento de Jesús. Siempre presenta un  evangelio relacionado con su encarnación. El año pasado contemplábamos el encuentro de María con Isabel, ambas felices por la gracia que Dios les había hecho. Y el antepasado, en que la cuarta semana duró ¡medio día!, escuchamos el primer anuncio de la encarnación, las palabras del ángel Gabriel a María: ¡llena de gracia!l evangelio de este año nos presenta la encarnación de Jesús...

Leer más...

Escrito por: P. Benjamín González Buelta, SJ

Mt11 -2-11

Dios está llegando constantemente a nuestras vidas. Se acerca siempre con una novedad inesperada para salvarnos de lo que nos impide vivir con plenitud. También llegan hasta nosotros todo tipo de ofertas revestidas de brillo y de propaganda que nos proponen la dicha inmediata al alcance de la mano. Es necesario conocer el estilo de Dios para no dejarnos engañar y reconocerlo hoy en medio de nosotros.

Juan estaba en la cárcel y llegaban hasta sus oídos los rumores de los hechos y palabras de Jesús. Los seguía con interés. Estaba esperando la noticia de algún acontecimiento poderoso que fuese la prueba de que el Mesías había llegado. Tal vez ejecutaría una condena contundente que eliminase de un tajo a los perversos. Él lo había imaginado con un hacha en la mano para cortar de raíz toda opresión. Pero ese signo prodigioso tardaba en aparecer. Juan envía dos discípulos a preguntarle a Jesús: “¿Eres tú...

Leer más...

 

Mt-3 1-12

El evangelio de Mateo, que leeremos en los domingos de este año, presenta en sus dos primeros capítulos los inicios de la vida de Jesús, su infancia.

En el tercero, treinta años después, aparece Juan, hijo de Zacarías, junto al río Jordán. Desde cierto tiempo atrás, su voz de profeta conmociona a Israel, tiempo antes de que Jesús se diera a conocer. Juan habla con la urgencia de Dios que anuncia su paso en medio de su pueblo, que ya no reclama ofrendas de frutos y animales, sino la entrega sin reservas ni mediaciones del corazón.

La vida austera de Juan habla por sí misma. Más que invitar, su persona apremia a la conversión, a un cambio radical en el modo de vivir y proceder. Su tono suena amenazante por el peso de la urgencia escatológica que arrastra: el Señor viene...

Leer más...

Ora con la Palabra

 

Domingo 26 de enero: III del Tiempo Ordinario

 

Mt 4,12-23

“La gente que vivía en la oscuridad ha visto una luz muy grande...”.

Lunes:  2 Sm 5, 1-10 / Sal 89 (88) / Mc 3,22-30

““...se les perdonará todo a los hombres...”.

Martes:  2 Sm 6,12b-15.17-19 / Sal 24 (23) / Mc 3,31-35

“…¿Quiénes son mi madre y mis hermanos?”.

Miércoles:  2 Sm 7,4-17 / Sal 89 (88) / Mc 4,1-20

“...se les ha dado el misterio del Reino de Dios...”.

Jueves:  2 Sm 7,18-19.24-29 / Sal 132 (131) / Mc 4,21-25

“...al que produce se le dará más...”.

Viernes:  2 Sm 11,1-4ª.5-10ª.13-17 / Sal 51 (50) / Mc 4,26-34

“La tierra da fruto por sí misma...”.

Sábado:  2 Sm 12,1-7ª.10-17 / Sal 51 (50) / Mc 4,35-41

“¿Todavía no tienen fe?”.

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.