mujerPerroWebMientras esperaba la guagua fui testigo casual de un encuentro entre dos amigas.

—¡Chuchú, mi amor! ¡Muah, muah! —besos—. ¿Qué es de tu vida? Desde que te mudaste para el reparto no se te ve por el barrio.
—Ay, no me digas nada, Lilita, que el reparto ese me tiene al borde de la locura. Todo me queda lejos, tú sabes lo malo que está el transporte y, además, cuando viene el agua y no funciona la turbina del edificio, a subir los cubitos...
—Bueno, pero bien surtida y dotada está tu hija con sus dieciséis añitos. Que se ponga pa' esa y te ayude.
—¡Ese es un problema, porque se ha embarazado, figúrate! Ya tiene seis semanas.
—Ay no, mi hermana, eso no es problema. ¡Sácaselo, que está muy joven todavía!
—No, si ya eso lo estamos pensando. Pero tú sabes, no se lo cuentes a nadie.
—Eso ya está resuelto, ¿no te acuerdas de Dulcita, la mulatica fondillúa que estudió con nosotras en el Pre y después se hizo médico?
—¡Verdad que sí! Ni se me ocurrió pensar en ella.
—Mijita, ella es partera de las buenas y socita mía. Ve a verla al hospital y, por si acaso, le dices que vas de mi parte... Es más, esta noche la llamo por teléfono y le digo que vas a verla pa' que te resuelva ese problemita.
—Lilita, mi hermana, no sabes cuánto te lo agradezco, a ver si salimos de ese rollo. Pero cuéntame de ti, que hace rato no chismeamos.
—Mira, Chuchú, estoy de lo más preocupada. Cuqui, mi perrita salchicha, está muy enfermita. Dice el veterinario que tiene "babecia" no sé qué, y que eso lo trasmiten las garrapatas. Le han puesto hoy mismo una vacuna que me costó cuatro fulas, pero no me aseguran que se salve... Si se me muere, creo que me corto las venas, tú sabes lo que quiero a mi perrita.

Y..., ya no aguanté más tiempo. Preferí alejarme de las amigas mientras recordaba aquella ecológica canción de Roberto Carlos: "yo quiero ser civilizado como los animales..." Es probable que Cuqui sea más civilizada que Lilita, Chuchú y la prominente Dulcita.

Ora con la Palabra

 

Domingo 3 de febrero: IV Ordinario

 

Lc 4,21-30

“...Ningún profeta es bien recibido en su patria”.

Lunes:  Hb 11,32-40 / Sal 31 (30) / Mc 5,1-20

“...cuéntales lo que el Señor ha hecho contigo...”.

Martes:  Hb 12,1-4 / Sal 22 (21) / Mc 5,21-43

“...Hija, tu fe te ha salvado; vete en paz...”.

Miércoles:  Hb 12,4-7.11-15 / Sal 103 (102) / Mc 6,1-6

“Jesús se admiraba de cómo se negaban a creer”

Jueves:  Hb 12,18-19.21-24 / Sal 48 (47) / Mc 6,7-13

“Fueron (...) a predicar, invitando a la conversión”.

Viernes:  Hb 13,1-8 / Sal 27 (26) / Mc 6,14-29

“Ordenó (...) que le trajera la cabeza de Juan”.

Sábado:  Hb 13,15-17.20-21 / Sal 23 (22) / Mc 6,30-34

“...estaban como ovejas sin pastor”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín