sanPablodelaCruzWebLa razón de ser de la vida y apostolado de los pasionistas la encontramos sintetizada en el texto de la carta de San Pablo Apóstol a los Corintios: “Nosotros predicamos un Mesías crucificado, para los judíos un escándalo, para los paganos una locura; en cambio, para los llamados, lo mismo judíos que griegos, un Mesías que es portento de Dios y saber de Dios.”

La Congregación de la Pasión de Jesucristo fue fundada en 1721 por San Pablo de la Cruz, en Monte Argentaro, Italia. Penetrado por el amor a Cristo crucificado, Pablo de la Cruz “reunió compañeros que vivieran en común y anunciaran el Evangelio de la Pasión” (Const. n 1) y animó a los religiosos a que se formaran en espíritu de oración y de recogimiento para así poder vivir una fuerte experiencia del amor de Dios revelado en la Pasión de Jesús.

La espiritualidad de San Pablo de la Cruz y de su congregación está resumida en el voto especial de “promover la memoria de la Pasión de Cristo con la palabra y con las obras”.

Las Constituciones, presentando la vocación pasionista, manifiestan que nuestra misión se orienta a evangelizar mediante el ministerio de la Palabra de la Cruz a fin de que todos puedan conocer a Cristo y el poder de su resurrección. Nuestro apostolado, cuyas diversas modalidades contribuyen a la Nueva Evangelización, nos identifica, nos cualifica y nos define en la Iglesia; en consecuencia, según las enseñanzas de nuestro fundador, la contemplación y el anuncio de la Pasión de Jesucristo ocupan un puesto central en nuestra vida.

La actividad apostólica de los pasionistas se centra en el anuncio de la fe, enseñando a meditar especialmente la Pasión de Jesús a través de la predicación de misiones parroquiales, de ejercicios espirituales y retiros al pueblo de Dios, de la pastoral en las parroquias, la dirección espiritual y el ministerio de las confesiones. Para todo esto contamos con el apoyo de la Familia Seglar Pasionista. También somos profetas que defienden la justicia e incansables buscadores de la verdad y voz de “los sin voz”.

Entre las diversas familias religiosas femeninas que se inspiran en el carisma de San Pablo de la Cruz están las Monjas Pasionistas (de clausura), las Hermanas Pasionistas de San Pablo de la Cruz, las Hijas de la Pasión de Jesucristo y María Dolorosa y las Hermanas de la Cruz y Pasión.

Con clara visión de los males de su tiempo, San Pablo de la Cruz proclamó que “la Pasión de Cristo es la obra más grande y admirable del divino amor”.

Ora con la Palabra

 

Domingo 21 de julio: XVI del Tiempo Ordinario

 

Lc 10,38-42

“...se sentó a los pies del Señor y se quedó escuchando su palabra”.

Lunes: Ct 3,1-4 / Sal 63 (62,2-6.8-9) / Jn 20,1.11-18

“...He visto al Señor...”.

Martes:  Ex 14,21 al 15,1 / Interl. Ex 15,8-17 / Mt 12,46-50

“...ese es para mí un hermano, una hermana....”.

Miércoles:  Ex 16,1-5.9-15 / Sal 78 (77) / Mt 13,1-9

“El que tenga oídos, que escuche”

Jueves:  Hch 4,33;5,12.27-33;12,2 / Sal 67 (66) /2 Co 4,7-15 / Mt 20,20-28

“...no vino a ser servido, sino a servir...”.

Viernes: Ex 20,1-17 / Sal 19 (18) / Mt 13,18-23

“...ciertamente dará fruto y producirá cien...”.

Sábado: Ex 24,3-8 / Sal 50 (49) / Mt 13,24-30

“...cosechen el trigo y guárdenlo en mis bodegas”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín