oscarRomeroWebLos Derechos adquiridos por la humanidad no siempre han estado ahí. Por muy naturales que parezcan detrás de cada Derecho hay historias de hombres y mujeres que lo han entregado todo para afirmarlos. Los Estados de Derecho son una construcción de la humanidad, por tanto, le corresponde a la humanidad preservarlos ante la amenaza de quienes pretenden pisotear los Derechos para mantenerse en el poder imponiendo su ideología a fuerza de represión. Pienso en muchos nombres, pero hoy de manera especial quiero recordar a Monseñor Romero quien movido por el Amor fue defensor de la Vida, la Dignidad y la Paz.

Los dictadores tienen miedo a las palabras porque las palabras tienen la fuerza de la Verdad y con la Verdad se les desenmascara. Romero fue un hombre libre que sus verdugos no pudieron tolerar porque obedeció primero a la Verdad, que es la fuerza de Dios, antes que a la soberbia del poder. Por eso hoy para homenajearlo el mundo celebra el día del Derecho de todos los seres humanos a la Verdad.

Derecho que, aunque parezca adquirido por el Derecho a la Justicia, no siempre es así, pues quienes violan los Derechos Humanos se esconden detrás de sistemas de justicia corruptos que responden a sus intereses, tergiversan la historia e intimidan a los pueblos para permanecer impunes. Así permanecieron impunes los asesinos de Romero y de cientos de salvadoreños que por medio de la “Ley de Amnistía General para la Consolidación de la Paz” aprobada por la Asamblea Legislativa de El Salvador no fueron juzgados. Sí, los asesinos y violadores de los Derechos Humanos pueden esconderse detrás de la ley, pero no detrás de la Verdad.

Como Romero muchas personas en el mundo son víctimas de violaciones a los Derechos Humanos que los Sistemas de Justicia esconden. Por eso las Naciones Unidas, en un esfuerzo por luchar contra la impunidad defienden el derecho que tienen las víctimas y sus familiares a conocer la verdad. Los Estados tienen la obligación de garantizar ese derecho inalienable.

A este derecho se le prestó mayor atención en la década de 1970 por la aparición de la práctica de desaparición forzada de opositores, pero su alcance se amplió progresivamente a otras prácticas de violaciones graves como las ejecuciones extrajudiciales y las torturas hasta reconocer el derecho de los interesados a tener acceso a los resultados de una investigación.

El deseo de saber es una necesidad humana básica y por tanto es crucial para las víctimas o sus familiares conocer la verdad, pues sin verdad no podrá darse la reparación del daño ocasionado. Un sistema de justicia ha de evaluarse por su capacidad para restaurar. No hay restauración posible sin verdad. Basta hablar con las víctimas para saber cuándo un hecho no ha sido aclarado desde la verdad.

La verdad permanece y es luz. La oscuridad quiere apagar su luz por miedo a ser revelada. El día que la luz brille los hijos de la luz la reconocerán y la verdad los hará libres.

Ora con la Palabra

 

Domingo 14 de agosto: XX del Tiempo Ordinario

 

Lc 12,49-53

“No he venido a traer paz, sino división”.

Lunes: Solemnidad de la Asunción de la Virgen María
Ap 11,19a;12,1-6a.10ab/ Sal 45(44)/ 1Cor 15, 20-27a

“Primero Cristo como primicia; después todos los que son de Cristo”

Martes:  Ez 28,1-10/ Interleccional Dt 32/ Mt 19, 23-30

“Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja,
que a un rico entrar en el reino de Dios”

Miércoles: Ez 34,1-11/ Sal 23(22)/ Mt 20,1-16

“¿Vas a tener tú envidia porque soy yo bueno?”

Jueves: Ez 36,23-28/ Sal 51(50)/ Mt 22,1-14

“A todos los que encuentren convídenlos a la boda”.

Viernes: Ez 37,1-14/ Sal 107(106)/ Mt 22,34-40

“Amarás al Señor tu Dios y a tu prójimo como a ti mismo ”

Sábado: Ez 43,1-7a/ Sal 85(84)/ Mt 23,1-12

“No hacen lo que dicen”

Suscripción al boletín

Si desea recibir la publicación en formato digital, solicítelo a la dirección: vidacristianaencuba@gmail.com.