guadalupeWebLas apariciones de la Virgen de Guadalupe se remontan a 1531, diez años después de la conquista de la antigua Tenochtitlán por manos de Hernán Cortés con la ayuda de miles de indígenas rivales de la dominación azteca.

Los misioneros franciscanos, dominicos y jesuitas, aunque con serias dificultades, realizaron una importante tarea de evangelización. Desde entonces, aquel diálogo entre san Juan Diego (beatificado en 1990 y canonizado por san Juan Pablo II en México en 2002) y la Virgen, se prolonga hoy en cada uno de los visitantes a la Villa (como se suele llamar a la basílica construida junto al cerro del Tepeyac, donde se erigió la primera capilla por mandato de Fray Juan de Zumárraga, entonces arzobispo de la ciudad de México).

De acuerdo con algunas expresiones populares, México es un país mayoritariamente católico, pero totalmente guadalupano. Incluso, algún buen amigo empresario me ha dicho alguna vez, como una broma respetuosa: “Yo soy el judío más guadalupano de México”. En realidad, la devoción invita a cientos de miles de peregrinos cada año a encontrarse con la Virgen Morena, como hizo el Papa Francisco en su visita pastoral en febrero de 2016.

La Virgen fue llamada con razón por san Juan Pablo II “emperatriz de América”, ya que su devoción se expande por todo el continente, desde la Basílica de La Crosse en Wisconsin (USA), hasta la Iglesia de la Pintana en San Bernardo (Chile), que representa a la Virgen recibiendo las rosas de manos de san Juan Diego, como narra el “Nican Mopohuan”, relato de las apariciones.

El hecho de que la fe católica se extienda por todo el continente ha llevado también a un aumento de esta religiosidad tradicional en los Estados Unidos, donde cerca de la mitad de los católicos provienen de algún país de América Latina.

Para México -el país de habla hispana más poblado del mundo, con 110 millones de habitantes- su tradición religiosa y su fe forman parte de la identidad nacional. La devoción católica en algunas zonas ha sufrido momentos de dura persecución, como sucedió en la época de los cristeros, de 1926 a 1929 bajo el gobierno de Plutarco Elías Calles, que trajo como consecuencia un mayor sentido de pertenencia de los fieles y un sano deseo de que algunos de los miembros de cada familia consagraran su vida a Dios.

Hoy, el seminario de Guadalajara, que acoge a seminaristas de diferentes diócesis del país, probablemente sea el de mayor matrícula del mundo, pues cuenta con más de 1500 seminaristas en el seminario menor y mayor. La fiesta de la Virgen de Guadalupe, 12 de diciembre, es una solemnidad para los 183 obispos que trabajan en 96 diócesis, junto con 15700 sacerdotes y 46000 religiosas y religiosos, que sirven a más de cien millones de fieles católicos. La Iglesia católica en México es una fuente de esperanza para todos.

Ora con la Palabra

 

Domingo 15 de septiembre: XXIV del Tiempo Ordinario

 

Lc 15,1-32

“...estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado”

Lunes: 1 Tim 2,1-8 / Sal 28 (27) / Lc 7,1-10

“...ni siquiera en Israel he hallado una fe tan grande”.

Martes:  1 Tim 3,1-13 / Sal 101 (100) / Lc 7,11-17

“...Es un gran profeta el que nos ha llegado”.

Miércoles:  1 Tim 3,14-16 / Sal 111 (110) / Lc 7,31-35

“...la reconocen en su manera de actuar”.

Jueves:  1 Tim 4,12-16 / Sal 111 (110) / Lc 7,36-50

“...Tu fe te ha salvado, vete en paz”.

Viernes:  1 Tim 6,2c-12 / Sal 49 (48) / Lc 8,1-13

“...ustedes tienen oídos para oír”.

Sábado: Ef 4,1-7.11-13 / Sal 19 (18) / Mt 9,9-13

“...Me gusta la misericordia más que las ofrendas”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín