misaCobreWebHemos presentado mensualmente una serie de diez catequesis sobre el significado de la Liturgia de la Palabra en la santa Misa. Corresponden a diversos elementos que conforman la primera parte de la misma. Descubrimos la riqueza de este sacramento nuclear de nuestra fe. Expresión de tanta riqueza son los diversos nombres que damos a la Misa: Eucaristía, santo Sacrificio, Banquete sagrado, Asamblea por excelencia, Acción de gracias, Alabanza y bendición, Memorial, prenda de vida eterna, misterio de salvación en el que conmemoramos la Pascua del Señor, es decir, su Pasión, Muerte y Resurrección.

En la celebración eucarística distinguimos dos grandes partes: la liturgia de la Palabra y la liturgia eucarística. Las diez catequesis precedentes han destacado los elementos de la primera parte de la Misa. A modo de síntesis, recordaremos a continuación los principales elementos de estas catequesis sobre la liturgia: los signos litúrgicos, la asamblea y el presidente en la celebración eucarística, el saludo del presidente y la respuesta de la asamblea, los ritos introductorios, la proclamación de la Palabra, la elección de las lecturas, el ministerio de lector, la homilía, la oración de los fieles y las celebraciones de la Palabra fuera de la eucaristía.

Proseguimos las catequesis sobre la Misa enfatizando algunos elementos de la segunda parte, llamada liturgia eucarística, cuya médula es la plegaria eucarística. En esta hemos de considerar todos sus elementos, ya que son inseparables y tienen en su conjunto un rico significado, que nos permiten comprender la importancia de confesar la grandeza de Dios, alabar, dar gracias, bendecir y cantar su santidad. Algunas dimensiones que analizaremos son las siguientes: invitación a la alabanza, prefacio, sanctus, bendición y acción de gracias, epíclesis, narración, aclamación, oblación, intercesiones, doxología, comunión, etc.

Concluiremos cada una de las catequesis con un glosario de conceptos básicos que nos ayudarán a recordar las anteriores meditaciones litúrgicas y a poner de relieve su significado. Así podremos conocer y vivir aquello que celebramos: el misterio de Cristo. Considerando la periodicidad mensual de estas catequesis, bueno será traer a la memoria lo que significan para que valoremos los dones del Señor.

GLOSARIO

Mistagogo: Persona que conduce y guía hacia el misterio. Se refiere al conocimiento de la fe que alcanzamos al celebrar y vivir los sagrados misterios.

Catecúmeno: persona que recibe el mensaje de catequesis y se prepara para el bautismo y los demás sacramentos de iniciación cristiana (eucaristía y confirmación).

Neófito: Recién bautizado. El bautismo alcanza su más pleno sentido en la medida en que el creyente se incorpora y participa en la comunidad y vive la nueva vida que supone transformarse en Cristo.

Fiel cristiano: Discípulo de Cristo, incorporado plenamente a la Iglesia y a la Eucaristía; el cristiano es un seguidor que se pone en camino hasta llegar a la meta final.

Ora con la Palabra

 

Domingo 15 de septiembre: XXIV del Tiempo Ordinario

 

Lc 15,1-32

“...estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado”

Lunes: 1 Tim 2,1-8 / Sal 28 (27) / Lc 7,1-10

“...ni siquiera en Israel he hallado una fe tan grande”.

Martes:  1 Tim 3,1-13 / Sal 101 (100) / Lc 7,11-17

“...Es un gran profeta el que nos ha llegado”.

Miércoles:  1 Tim 3,14-16 / Sal 111 (110) / Lc 7,31-35

“...la reconocen en su manera de actuar”.

Jueves:  1 Tim 4,12-16 / Sal 111 (110) / Lc 7,36-50

“...Tu fe te ha salvado, vete en paz”.

Viernes:  1 Tim 6,2c-12 / Sal 49 (48) / Lc 8,1-13

“...ustedes tienen oídos para oír”.

Sábado: Ef 4,1-7.11-13 / Sal 19 (18) / Mt 9,9-13

“...Me gusta la misericordia más que las ofrendas”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín