maltratoAncianosWebEl maltrato y abuso a cualquier persona mayor es una violación de su dignidad.

Ser dignos significa ser valorados debidamente, ser protegidos contra la violencia doméstica, los malos tratos físicos o mentales, de formas de discriminación basadas en la edad, sexo, raza, creencias, discapacidad y situación económica.

¿Cómo sé que sufro de malos tratos o que estoy frente a una persona mayor abusada?
Para enfrentar este problema, el primer paso clave es identificarlo. Es indispensable considerar que no podemos detectar los maltratos y abusos si presuponemos que cierto comportamiento o estado físico de una persona mayor se debe únicamente a su edad avanzada o a su mala salud. Sin una toma de conciencia de ello, solo llamarán la atención los casos graves de maltrato.

La detección de un maltrato dependerá sobretodo del conocimiento y comprensión del mismo. Para lograrlo es indispensable conocer la definición de maltrato, de sus características y de las formas o tipos en que se manifiesta.

Veamos: según la Organización de Naciones Unidas, el maltrato se define como:
"La acción única o repetida, o la falta de respuesta apropiada, que causa daño o angustia a una persona mayor, y que ocurre dentro de cualquier relación donde exista una expectativa de confianza."

En esta definición es esencial destacar la condición "donde exista una expectativa de confianza". Porque la persona mayor, que es la víctima, confía en la persona que puede convertirse en autor(a) del maltrato.

Las características más significativas de los malos tratos son:
• Quien maltrata suele ser bien conocido por su víctima: muchas veces es su cuidador, casi siempre es un familiar.
• La mayor parte de los maltratos se genera en el contexto familiar o en instituciones que brindan cuidados a las personas mayores.

Los tipos de maltrato pueden ser:
• Físico, psicológico, económico o financiero, sexual y por negligencia y abandono o por sobreprotección.

Como afirmábamos al comienzo, el maltrato y abuso a cualquier persona mayor es una violación de su dignidad. Por ello, la prevención del maltrato en una sociedad envejecida como la nuestra, nos concierne a todos.

Ora con la Palabra

 

Domingo 20 de octubre: XXIX del Tiempo Ordinario

 

Lc 18,1-8

“Yo les aseguro que les hará justicia...”.

Lunes: Rm 4,20-25 / Interl. Lc 1,69-75 / Lc 12,13-21

“...Eviten (…) toda clase de codicia...”.

Martes:  Rm 5,12.15b.17-19.20b-21 / Sal 40 (39) / Lc 12,35-38

“...¡felices esos sirvientes!”.

Miércoles:  Rm 6,12-18 / Sal 124 (123) Lc 12,39-48

“...llegará a la hora que menos esperan”.

Jueves:  Rm 6,19-23 / Sal 1 / Lc 12,49-53

“...más bien he venido a traer división”.

Viernes:  Rm 7,18-25a / Sal 119 (118) / Lc 12,54-59

“...no saldrás de allí...”.

Sábado: Rm 8,1-11 / Sal 24 (23) / Lc 13,1-9

“Puede ser que así dé fruto...”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín