DescubreMisionWebEn el artículo aparecido en esta misma sección, el domingo 3 de julio con el título "Misión frente a Entretenimiento", afirmábamos que "es esencial para la persona mayor contar con una misión concreta y personal que logre despertar en ella la sensación de existir para algo o para alguien". Hoy pretendemos ayudarte a descubrir esa propia misión sugiriéndote algunas ideas. Específicamente, las que presenta la psicóloga clínica Viviana Blas en su libro "La inteligencia optimista", por la esencial importancia del papel del servicio. Esta autora nos dice: "Tu misión te pone en contacto con el propósito que quieres conseguir en esta vida, define cuál va a ser tu aporte a la humanidad; la huella que dejarás en los otros y por la cual serás recordado.

Permite que afloren las cualidades que tienes, los dones con los que has venido y tus habilidades naturales. Estas capacidades innatas te muestran las actividades en las que puedes desarrollarte con facilidad, te conectan con lo que te gusta hacer, te hacen sentir que eres útil, que tienes algo para dar a la comunidad. Tu misión te conecta con el sentido que quieres darle a la vida. Es un ofrecimiento que harás a la humanidad.

Tu misión implica que otro será ayudado, lo cual conlleva que serviremos a alguien. Algunas preguntas que pueden orientarte para encontrarla son:

- ¿Cuál es el propósito más importante con el que deseas comprometerte?
- ¿Qué legado te gustaría dejar en este mundo?
- ¿A través de qué capacidades puedes expresarte?
- ¿Cuáles son las actividades a través de las cuáles puedes manifestarlas?
- ¿Qué te apasiona hacer?

Algunas pautas que puedes seguir para redactar tu misión, son:

- Necesita ser una declaración breve, clara, concisa y fácil de recordar.
- Ser un ofrecimiento para la comunidad.
- Ser motivadora, ya que expresa tu pasión.
- Dar respuesta a la necesidad, a la causa a la cual está dirigida.
- Te conecta con los interrogantes: ¿Quién soy?,
¿dónde estoy?, ¿qué es lo que pienso de mí?
- La redacción de la misión implica mencionar los
verbos que reflejan las acciones que más te apasionan
y la causa a la que te gustaría ponerte al servicio."

Como ejemplo, esta autora comparte la redacción de su misión:

"Mi misión es asistir a la personas guiándolas y enseñándoles a desarrollar sus fortalezas y capacidades, para alcanzar sus objetivos, superar la adversidad y mejorar su calidad de vida."

Ora con la Palabra

 

Domingo 3 de febrero: IV Ordinario

 

Lc 4,21-30

“...Ningún profeta es bien recibido en su patria”.

Lunes:  Hb 11,32-40 / Sal 31 (30) / Mc 5,1-20

“...cuéntales lo que el Señor ha hecho contigo...”.

Martes:  Hb 12,1-4 / Sal 22 (21) / Mc 5,21-43

“...Hija, tu fe te ha salvado; vete en paz...”.

Miércoles:  Hb 12,4-7.11-15 / Sal 103 (102) / Mc 6,1-6

“Jesús se admiraba de cómo se negaban a creer”

Jueves:  Hb 12,18-19.21-24 / Sal 48 (47) / Mc 6,7-13

“Fueron (...) a predicar, invitando a la conversión”.

Viernes:  Hb 13,1-8 / Sal 27 (26) / Mc 6,14-29

“Ordenó (...) que le trajera la cabeza de Juan”.

Sábado:  Hb 13,15-17.20-21 / Sal 23 (22) / Mc 6,30-34

“...estaban como ovejas sin pastor”.

Otras noticias

 

Suscripción al boletín